Suscribir Newsletter Facebook Twitter



17°C
Capital Federal
Sábado, 21 de Octubre de 2017

Se lo viene fumando en pipa

Un duelo de colores y marcas.
Un duelo de colores y marcas.

La semana viene a pura pipa. Todo comenzó el domingo con el triunfo de Boca en la Bombonera. Siguió en las semis de la Champions League. Primero la Juventus de Tevez venciendo al Real Madrid y ayer con la contundente victoria del Barcelona sobre el Bayern Münich.

El superclásico del sportbusiness, Nike-Adidas, viene con un alevoso 3-0 a favor de los americanos. Juventus, si bien la tiene más difícil, y Barcelona se plantan como favoritos a jugar la final de la competencia de clubes más importante del mundo. Sería el sueño para el swosh coparle la parada a Adidas, que ve lejos su momento de gloria en Brasil 2014, cuando Alemania y Argentina lucieron las tres tiras en la final del Mundial.

Con números totalmente distintos (no creo que River logre un acuerdo como el del Manchester United con Adidas), el River-Boca también será terreno de combate para las dos marcas deportivas más importantes.

Las cosas marchan distintas en cada vereda. Además de las tres derrotas al hilo, en Adidas tuvieron que salir a desmentir el rumor que se irían de Sudamérica, mientras desde las sombras surgía Under Armour (otra marca americana que se viene al fútbol). Encima un 2015 que arrancó con el mal desempeño del Manchester United en la Premier League, en lo que fue una apuesta fuerte de los alemanes por pisar fuerte en el fútbol inglés.

En Nike es al contrario. Lograron superar el pésimo mundial 2014, donde su “Titanic” fue Brasil, 0-7 incluido contra Alemania, el bastión de Adidas. Incluso hasta siguen bancando el constante segundo papel que cumple Cristiano Ronaldo frente a Lionel Messi. El 2015 le sonríe con el desempeño de la Juventus, Tevez incluido, y del Barcelona, donde encima Neymar comienza a sobresalir “junto” a Messi y no “a la sombra de”.

A nivel local, la pipa de Nike también cotiza alto. Con un Boca invicto, con Daniel Osvaldo como figura, los norteamericanos están disfrutando las mieles del éxito. La contracara actual es Adidas, que tiene a un River que viene golpeado por su agónica clasificación y un Teo Gutiérrez cuyos botines no empujaron muchas pelotas al gol.

¿Y los “infiltrados”? Messi es el gran soporte para Adidas, ya que cosecha todos sus éxitos con botines de tres tiras, pero en un equipo símbolo de Nike. De forma inversa, Cristiano Ronaldo lo es en el Real Madrid, calzando Nike en un equipo Adidas.

En el Superclásico de esta noche, tanto Nike como Adidas esperan que en un escenario negativo a nivel clubes, sus “topos” puedan generarle una alegría frente a una hipotética derrota. Aquí también cuenta con ventaja Adidas, ya que el “9” xeneixe, Agustín Calleri, irá con sus botines Adidas a gritar goles en el Monumental.

Más difícil la tiene Nike dentro de River, donde solo se destaca Kranevitter con el swosh en sus pies. Un jugador con chances de destacarse, pero lejos de los goles y las gambetas.

Ya falta poco para el River-Boca. Ya pasaron los Juventus-Real Madrid y el Barcelona-Bayern Münich. Nike ya festejó, pero Adidas quiere dar vuelta la taba. Puede empezar en Nuñez, esta noche.

 
Rodrigo San Miguel
@RodrigoSanMigue
dbiz.today
 
 
     

Tags: River-Boca superclásico Nike Adidas Rodrigo San Miguel Sportbusiness