Suscribir Newsletter Facebook Twitter



17°C
Capital Federal
Miércoles, 24 de Mayo de 2017

River y Tigres, un duelo en números

En el partido del miércoles pasado, el empate 0-0 pareció dejar a River Plate con más chances para liquidar el pleito esta noche. Pero en la previa ya se jugó un partido, el “otro partido”, el de los millones. Y lo ganó Tigres, casi por goleada.

En este 2015, así como en el 2014 por el Mundial, la Copa se vio interrumpida luego de la fase de cuartos de final, debido a la Copa América jugada en Chile. El parate sirvió para que los managers y directivos de cada club jugaron su propio partido, el que se juega con billetes y no con pelotas.

River, como casi todo el abanico de equipos del fútbol argentino, no tiene una economía fuerte para competir con el mercado mundial, pero a raíz de algunas ventas que engrosaron su caja y un par de retornos desde lo afectivo, logró reforzarse. Los nombres fueron Nicolás Bertolo, Javier Saviola, Luis González, Lucas Alario y Tabaré Viudez, gastando un total de 5,1 millones de dólares.

El equipo mexicano, demostrando el poderío económico azteca, multiplicó por seis la inversión riverplatense. Fueron 31 millones de dólares los que trajeron al francés André-Pierre Gignac, Javier Aquino, el nigeriano Ikechukwu Uche y Jürgen Damm.

La diferencia está en el modelo de gerenciamiento de cada fútbol. Tigres está gerenciado por CEMEX, comercializadora de cemento, concreto, agregados y otros materiales de construcción, que tiene ventas por 15.700 millones de dólares. La realidad de River es totalmente distinta, ya que es una asociación civil que tuvo durante años un déficit operativo mensual que recién ahora lo pudo frenar. Aunque las arcas de Nuñez pueden llenarse pronto, ya que al asegurarse su lugar en el Mundial de Clubes de Japón y la Recopa Sudamericana 2016 se llevará un monto cercano a los 25 millones de dólares que pueden ser aún más dependiendo cómo le vaya en dicho torneos, sumado a la Suruga Bank 2015, competencia que enfrente al campeón de la Sudamericana y al de la Liga de Japón.

D´Onofrio y compañía también miran con ansías la final de hoy, ya que la CONMEBOL dará 5,1 millones de dólares y el subcampeón 3,8 millones. Dinero que sería salvador para River en muchos aspectos, y que para los mexicanos sería tan poco un extra.

Pero mientras en River estos ingresos devienen de éxitos deportivos, en Tigres son una constante, debido más que nada al mercado mexicano. Los de Monterrey  recaudan 200.000 dólares por partido en venta de cervezas en su estadio. Y tienen un mercado de merchandising mucho más desarrollado, lo que se demostró con los 300 metros de cola que hicieron los fanáticos en su tienda oficial, luego de clasificar a la final.

Si bien estos números no sorprenden en nada en los principales clubes europeos, en América si, y dejan en evidencia el poderío que ha tomado la Liga de México en este sentido.
En el verde césped se verá quién es el mejor jugando, porque en el verde billete, los mexicanos ya ganaron.
 
Rodrigo San Miguel
@RodrigoSanMigue
Dbiz.today
     

Tags: River Plate Tigres Copa Bridgestone LIbertadores Sportbusiness