Suscribir Newsletter Facebook Twitter



20°C
Capital Federal
Sábado, 24 de Febrero de 2018

Los Philadelphia Eagles volaron alto

by Kim de Arizona

Lunes 5 de Febrero de 2018

Zach Ertz, de los Eagles, anota un gol en el cuarto tiempo  Crédito Tom Gruber for the New YorkTimes
Zach Ertz, de los Eagles, anota un gol en el cuarto tiempo Crédito Tom Gruber for the New YorkTimes

Los Philadelphia Eagles hicieron caso a su canción: “Volá Eagles, Volá Eagles”. Volaron alto, altísimo. Ganaron el Super Bowl 52 (LII), en un partidazo, contra los New England Patriots 41-33, en el US Bank Stadium en Minneapolis. Es la primera vez que conquistan el Trofeo Vince Lombardi por el campeonato de la NFL.  Habían llegado a la final en 2005 y perdieron por tres puntos justamente con los Patriots.

Increíble primer tiempo. Para dejar sin aliento a los hinchas de ambos equipos. La estrategia de New England de recibir la pelota al comienzo del partido no les resultó. Quizás esperaban que Nick Foles, el mariscal de campo de Philadelphia, que participaba por primera vez en el Super Bowl, se pusiera nervioso. Todo lo contrario. No perdió tiempo para llevar a sus jugadores hasta casi la boca de gol de los Patriots. No pudieron cruzar la línea de anotación, pero se conformaron con los tres puntos por un gol de campo. Así los Eagles anotaron primero en el tablero.

Los Patriots, que defendían su título de campeón, contestaron enseguida con su propio gol de campo. A continuación, Foles le lanzó la pelota a Le Garrette Blount,  ex New England, quien no le tuvo lastima a su antiguo equipo y corrió como un cohete para anotar. El pateador erró el punto adicional, pero los de Philadelphia seguían arriba, ahora, por  15-3.
 
New England, por su parte, consiguió otro gol de campo para poner el partido 15-6. Luego una intercepción le devolvió la pelota a los Pats, que no perdieron tiempo en anotar y pusieron el encuentro 15-12.  A continuación, Blount volvió a aparecer y los Eagles pasaron arriba 22-12 para cerrar el segundo cuarto.
 
Todo esto sucedió en los primeros 30 minutos de un partido increíble, uno de los mejores Super Bowls de los últimos años. El Segundo tiempo empezó igual de emocionante. Brady le lanzó a Rob Gronkowski y consiguió otro touchdown para estar abajo sólo por tres puntos. Los Eagles contestaron y ampliaron su ventaja a 29-19. Los dirigidos por Bill Belichick subieron las apuestas y achicaron la diferencia a 29-26.
 
En el último cuarto, el equipo liderado por Brady, empleó su poderío y pasó adelante. A tan solo dos minutos de finalizar volvieron a volar los Eagles.  Un pase de Foles a Zach Ertz terminó en touchdown. Nuevamente Philadelphia lideraba el encuentro, esta vez, 38-33. Luego, con un tiro de 46 yardas, Jake Elliott amplia la diferencia a 41-33. Restaba poco más de un minuto y parecía que Brady iba a remontar con uno de sus clásicos triunfos de último momento, pero sufrió una captura y perdió la pelota. Esto selló la merecida victoria para los dirigdos por Doug Pederson.
 
A los Eagles no les importó no ser los favoritos. Ahora sus hinchas no tendrán que lucir mascaras con cabeza de perro (por ser “underdog” en inglés).
 
Los Patriots buscaban su sexto triunfo en el Super Bowl. Contaban con el legendario mariscal de campo, Tom Brady y un maestro estratégico como DT, Bill Belichick , pero no les alcanzó.
 
Los Eagles, en cambio, tenían un mariscal de campo suplente, Nick Foles que jugaba su primer Super Bowl y un DT, Doug Pederson, en su segundo año como coach en la NFL tras dirigir nueve años un equipo de colegio.
 
Por su brillante desempeño, Foles fue nombrado MVP-el jugador más valioso.
    

Tags: SBLII SuperBowl Eagles Patriots NFL