Suscribir Newsletter Facebook Twitter



16°C
Capital Federal
Martes, 22 de Agosto de 2017

Caro, pero el mejor

Corner Olímpico

Pachi, la mascota de Toronto 2015
Pachi, la mascota de Toronto 2015

Faltan 86 días para que en Toronto se pongan en marcha oficialmente los Juegos Panamericanos. Será la tercera vez que la máxima competencia continental toque suelo canadiense tras las experiencias de Winnipeg 1967 y 1999. La capital del estado de Quebec viene cumpliendo con los pronósticos y ya tiene a punto caramelo los 28 escenarios y la Villa Panamericana que albergará a casi 10.000 personas. Metódicos, los cannucks se midieron y, más allá de algún regalito lujoso, no se fueron muy arriba de los 2.000 millones de dólares programados inicialmente para inversión que serán pagados por los gobiernos municipales, estatales y nacionales en partes proporcionales.

La llegada de Säad Rafi (un ex ministro de salud) a la cabeza Comité Organizador en diciembre de 2013 fue para organizar la imagen pública de una organización que había sufrido críticas de diversas entidades locales que mes a mes monitorean la evolución de las obras ya que a Ian Troop (el anterior CEO) se le criticaba que no había cometido excesos, pero que había permitido usar el presupuesto oficial para pagar tickets de avión en primera, habitaciones en hoteles cinco estrellas, vinos lujosos y otras opulencias a la hora de homenajear a visitantes destacados.

Rafi se esforzó en hacer los deberes y cumplir al pie de la letra lo prometido ya que las experiencias previas no son las mejores. Hace cuatro años, para organizar la competencia en Guadalajara, los mexicanos estimaron inicialmente un presupuesto de  390 millones de dólares y terminaron gastando el triple. Los contribuyentes canadienses guardan un recuerdo amargo de otra celebración deportiva (los Juegos Olímpicos de Montreal 1976) cuyos desórdenes administrativos fueron tales que obligó a imponer un impuesto al tabaco que recién se derogó en 2006, tres décadas más tarde.

Los Juegos tendrán como mascota a Pachi, un puercoespín diseñado originalmente por un grupo de estudiantes de entre 13 y 14 años de la Escuela Pública Buttonville de Markham, Ontario, que se inscribió como parte de un proyecto escolar. El otro gran símbolo de los Panamericanos será el relevo de la antorcha. El fuego se encenderá el 30 de mayo en la Pirámide del Sol, en Teotihuacán (México) siguiendo la tradición que comenzó en 1951. Desde allí seguirá viaje en avión hacia Toronto en donde iniciará un recorrido de 41 días por el que pasará por casi 3.000 relevos en una ruta que tendrá, finalmente, 5.000 kilómetros en la carretera y 15 000 kilómetros de avión.

 @EPHECTO
     

Tags: Juegos Panamericanos Toronto 2015 Córner Olímpico Pachi Mascota