Suscribir Newsletter Facebook Twitter



22°C
Capital Federal
Sábado, 24 de Junio de 2017

Cuando la franquicia es un gol en contra

Por Rodrigo San Miguel

Un caso para revisar
Un caso para revisar

No es un cuento de gallegos, aunque sucede en España. Ni siquiera es gracioso, menos todavía para Joaquín B. y Javier B., los protagonistas de esta historia. Estos hermanos, provenientes de Madrid, decidieron jugarla en grande y compraron una franquicia de Foster´s Hollywood, una cadena de restaurantes de comida americana en España.

La inversión no fue poca: 710.000 euros. Pero la cosa comenzó a oler mal, incluso antes de prender siquiera las hornallas. Grupo Zena, franquiciador y dueño de la marca, les obligó a comprar freidoras y máquinas de última generación que dispararon los gastos de instalación de la cocina hasta los 120.000 euros. Pero los problemas apenas comenzaban.

La empresa franquiciadora, además, instó a nuestros amigos “B.” a instalarse en la ciudad de Ávila, a 113 kilómetros de Madrid. Pequeño detalle: al entregar la franquicia, se estimó que como peor escenario, el local tendría un mínimo de 36.000 clientes por año. Nadie les avisó que Ávila tiene una población de 55.000 habitantes. O sea, para que el negocio sea rentable, al menos la mitad de la población de la ciudad debería comer allí.

No hace falta agregar que el restaurante fracasó estrepitosamente, pero sí sucedió que la empresa demandó a los responsables del local, o sea los sufridos hermanos madrileños. El Grupo Zena pidió nada menos que 253.585 euros al franquiciado por incumplimiento del contrato (90.000 por no devolver los manuales y más de 61.585 euros por retrasos en cánones y royalties). Por suerte para nuestros amigos (imposible no simpatizar con Javier y Joaquín), el juez en cuestión sentenció que Zena no justificó ni documentó los conceptos adeudados y desestimó la demanda.

Lo interesante de la resolución es el artículo 62.3 de la Ley Orgánica del Comercio Minorista, que establece el deber de informar de forma objetiva sobre los datos de la franquicia. La sentencia asegura que los propietarios de la marca incumplieron el contrato y, por tanto, no tienen legitimidad para exigir el cumplimiento por parte del franquiciado que siempre intentó mantenerse al corriente de los pagos.

No todos los casos son iguales, no todas las franquicias son humo y los franquiciadores suelen ser más un apoyo que un obstáculo. Pero siendo Argentina un país donde este modelo aún gatea, es bueno conocer casos donde definitivamente, las cosas no son como te las pintan.
 
@RodrigoSanMigue
Bizers
     

Tags: Franquicias España Inversiones Rodrigo San Miguel