dbiz

Sonreí, sí, pero asociate

by Claudio Destéfano

Racing Club
Racing Club

Lo acabo de postear tempranito en Linkedin, y lo compárto por acá con vistas a abrir un foro de discusión sobre un tema recurrente que vivimos los argentinos.

Si querés opiná, opiná... diría Moria. Jackie seguro lo hará en cuanto lo lea, pues ni siquiera se lo deslicé anoche en La Cabrera. se me ocurrió recién.

Las campañas contra el tabaquismo o la seguridad vial suelen tener imágenes escalofriantes y aterradoras. Sin embargo, se recurre al humor cuando alguien quiere lograr que la gente le haga una gambeta al cocodrilo que tiene en el bolsillo.

Lo hace desde hace años el Banco Galicia con la famosa pareja, y lo propone Racing Club con una imperdible saga de tres spots con idea de Damián Kepel y dirección de Flavio Nardini.

Hacerlo simpático, y con la participación de sus principales estrellas, hace más digerible una gran verdad: matamos y morimnos por nuestro club, alentamos hasta la muerte, y desde el Cielo también, pero si podemos colarnos a la cancha, lo hacemos sin sonrojarnos.

Imponemos derechos pero, si podemos, esquivamos las obligaciones. Lo vemos de una manera risueña en un club con el imperativo “no hay excusa, asociate”, pero podríamos extenderlo a distintas situaciones de consumo en nuestra vida.

La más evidente es quejarnos por el aumento de 2 a 2,75 pesos en el tren cuando pagamos sin chistar decenas de miles por un celular, o quejarnos por el abono del fútbol después de tantos años de gratuidad sin pensar que nuestras tías pagaban con impuesto muchos partidos que ni siquiera veían.

La campaña de Racing arranca más sonrisas que una de Luchemos por la Vida o el “Fumar mata” de las marquillas de cigarrillos que coleccionábamos de chico, pero en el fondo, ambas dicen lo mismo. 

Los Videos:

No hay Excusa_1

No hay Excusa_2

No hay Excusa_3