dbiz

Solo le faltó decir a Jackie "un kilo y dos pancitos"

MoMA, New York
MoMA, New York

 Viste como son las percepciones y las realidades. No me la hacía a Jackie en tareas hogareñas, pero al llegar de Mar de las Pampas me sorprendió con unas bolsitas. “Vengo del súper”, me dijo por primera vez desde que la conozco ni bien nos topamos en La Cabrera. “Molino Cañuelas, al igual que los fideos del otro Molinos, se subió a la moda de las mamis para lanzar panes prehorneados congelados a los que bautizó Mamá Cocina”. Sorprendido, pues yo siempre imaginé que Jackie solo había escuchado la palabra “mamita” además de no usar changuito, me contó que lanzaron Baguettines, flautitas, rosetas y pancitos de manteca. Faltó que dijera que le faltaron los mignones y Bingo! Para creer que algún día Jackie pisó una panadería de barrio. Por suerte, antes de que me siguiera pellizcando, mi amiga recobró la memoria y volvió a las fuentes. “Un candidato de los que tengo sueltos en NYC me contó que explota el quinto piso del MoMA, donde sacaron una expo que incluía a Picasso, Monet y Renoir, entre otros, para poner obra de artistas de Sudán, Irán y Yemen. Los empleados piden a la gente que pague entradas altas y hacen "Cheering lines" aplaudiendo a la gente que paga 50 dólares, o más de entrada, porque una parte va a donaciones”. Me fui a dormir tranquilo. Jackie returns. No pega con la bolsa de los mandados y la soga cantando “Dánica dorada”