Suscribir Newsletter Facebook Twitter



12°C
Capital Federal
Martes, 22 de Agosto de 2017

Rock and Roll All Nite… And Business Everyday

Por Rodrigo San Miguel

Kiss, una banda hecha negocio

Una vez más en tocó Kiss en Argentina. Esta vez, la primera en todo su historial de visitas, no pude cantar “Presente” más allá de mi fanatismo (Fénix, me dejaste con las ganas), pero no deja de ser una buena oportunidad para analizar una banda por demás particular. Aclaremos algo fundamental: KISS es una empresa. Quizás al fanático promedio esto le moleste, pero mis casi 20 años viendo recitales me llevan a esta conclusión, que por ningún motivo debe considerarse como negativa. Ninguna banda toca por caridad, y todas buscan ganar dinero con lo suyo. Y en este campo es donde los 4 Fantásticos de New York le sacaron una cabeza (o una lengua?) de ventaja al resto.

En esta empresa hay dos CEO bien declarados: Gene Simmons (El Demonio) y Paul Stanley (El Niño Estrella). Si bien arrancaron como un cuarteto con personalidades equilibradas, tal como los personajes pintados en sus caras lo sugerían, con el paso del tiempo, tanto Peter Criss (El Gato) como Ace Frehley (Spaceman) demostraron ser solo partenaires. De hecho, hoy en día sus personajes siguen saliendo al escenario pero con otros músicos bajo el maquillaje.

La banda/empresa fue fundada en los 70´s, y si bien puede atribuirse el hecho de maquillarse y montar una puesta en escena a artistas previos como Alice Cooper (especialmente) o David Bowie y hasta incluso Peter Gabriel en el primer Genesis; fue Kiss quien llevó esto a otro nivel. De hecho fueron varios años los que pasaron hasta que permitieron ser reconocidos sin la pintura.

Aquí es dónde demostraron su visión para el negocio. En 1980, el estilo de Kiss había comenzado a decaer, así como sus ventas, por lo que decidieron una movida de marketing ideal: sacarse el maquillaje. El disco, obvio, se llamó “Unmasked”.

Enumerar todas las acciones de marketing de Kiss tomaría páginas y páginas, ya que tienen en total más de 3.000 productos con licencia de comercialización. Hay de todo, desde preservativos hasta ataúdes, un campo de golf en Las Vegas y dentro de la cadena de Hard Rock Café existe la “subfranquiciaKiss, los Kiss Cafe.

Pero Kiss estuvo en Argentina, y obviamente dejó su sello en lo que refiere a show-business. Un clásico en las visitas son los conocidos “Meet and Greet”, donde los fans acceden a pasar unos momentos con los músicos previo al recital, para conocerlos y sacarse fotos. Usualmente éstos privilegios se obtienen a través de sorteos entre quienes compran la entrada o en radios/televisión. No en el caso de Kiss. ¿Cómo obtener un Meet & Greet con el lengüilargo de Gene Simmons? Fácil, solo tenés que desembolsar 5.000 dólares (en su versión básica) y comprar el bajo marca Gene Simmons en http://genesimmonsaxe.com/. Fender, Gibson y demás marcas de instrumentos desearían tener esta publicidad. Kiss lo hizo. Como volvió a hacerlo anoche en Vélez, cumpliendo una vez más la frase que rezan los parlantes antes de que suba el telón desde hace más de 40 años. “You Wanted the Best… You Got the Best. The Hottest Band in the World: KISS!!!!”.

Podrán tildarlos de interesados y dependientes del negocio, pero viendo lo abultado de sus billeteras y de los shows que aún siguen dando, solo resta decírles a una cosa a Gene y a Paul: Abrazo, medalla y Kiss
 
Rodrigo San Miguel
Bizers
 
Fotos Cortesía Noche Bastarda (ph: Francisco Michel)
http://nochebastarda.com/
facebook.com/nochebastarda
 
     

Tags: Kiss Argentina Paul Stanley Gene Simmons Recitales Rock