Suscribir Newsletter Facebook Twitter



15°C
Capital Federal
Sábado, 25 de Noviembre de 2017

¿Qué hago con las plantas?

Por Javier Burdman

Usted dirá al ver el título de la nota que la misma se encuentra en la sección equivocado o cómo llegó esta nota hasta aquí. Pero la respuesta es que esta nota está exactamente donde debería estar. La planta es un eufemismo que utilizo normalmente en mis conferencias, para referirme a ese colaborador que está vivo porque respira, pero que camina por los pasillos de las organizaciones sin rumbo, sin destino y evidentemente sin motivación para la tarea que está realizando. A esta planta la podemos ver en cualquier tipo de organización pública o privada, con 20, 30 o 60 años. La planta no tiene edad, sexo ni nacionalidad. Normalmente cuando nos encontramos a la planta, solemos echarle la culpa a ella misma, sin pensar a veces cómo llego hasta acá, quién la contrató, quién la evaluó, de quién es amigo o amiga, o por qué nadie hace nada al respecto. Hay personas que muchas veces ingresaron siendo plantas, otras se convierte con el transcurso del tiempo. La planta presenta varios problemas, baja la productividad del sector o departamento, desmotiva a los que trabajan correctamente, genera enojo de los jefes u otros sectores. Entonces la pregunta es ¿por qué sigue habiendo tantas plantas en las organizaciones?Aquí ofreceremos posibles caminos de solución, usted sabrá cuál es el más conveniente para su situación: 

·         Motivar al autodesarrollo
·         Neutralizar sus efectos.
 
La primer opción y la más sencilla seria invitarla a retirarse. Muchas veces eso no es posible por su costo o bien en algunas empresas no puede desvincularse a las personas. En caso que no se pueda realizar esta acción le propongo pasar a la siguiente propuesta.
Cuando hablamos de motivar al autodesarrollo a un desmotivado, parece que estamos hablando de una falacia, pero no es cierto, uno puede motivarlo siempre que utilice el argumento correcto. Muchas veces queremos motivar a personas con elementos que para estas personas no tienen valor o bien no tienen el mismo que le asignamos nosotros. Recuerde que valor es lo que cada uno de nosotros le asigna valor, por tal motivo uno debe descubrir, analizar qué es lo que realmente motiva a ese desmotivado y usarlo como recurso para su desarrollo.
Hay 3 grandes formas de motivar a alguien para el autodesarrollo, la primera explicar que el desarrollo personal le va a permitir alcanzar la estrategia de la organización. Este argumento es muy bueno si la persona está desmotivada con su jefe o su puesto, pero no así con la organización. El segundo argumento es que si la persona se desarrolla va a poder crecer, este argumento puede ser de muy buena utilidad si la persona es ambiciosa pero pasa por un momento de desmotivación con la tarea o sus compañeros. El tercer argumento es que el autodesarrollo es para usted mismo, es lo único que una persona puede llevarse de una organización, dado que todo el desarrollo que se haga le servirá dentro y fuera de la organización. Porque estamos hablando de competencias que son características de personalidad que se ponen en juego en todo momento.
 
La otra posible solución, para neutralizar su impacto o efecto negativo, tiene que ver con tratar de aislar lo más posible a esa persona para evitar que su desmotivación le termine afectando a sus compañeros. Cuando realizo esta sugerencia en mis conferencias, es muy posible que la gente me diga o cuestione, cómo hago eso si trabajan todos en el mismo lugar. Una buena idea frente a este problema adicional, sería asignarle tareas a esta persona, en la que tenga que interactuar con la menor cantidad de personas posibles.
Es decir, si a un colaborador no le gusta atender clientes internos o externos, no insista asignándoles tareas con clientes, dado que no lo hará correctamente. Asígnele dichas tareas una vez que esta persona se haya decidido a cambiar sus comportamientos y usted evidencie comportamientos que así lo indiquen.
Motivar a una persona desmotivada no es una tarea fácil ni de corto plazo, pero con la persistencia correcta, se puede lograr.
 
(*) Director MARTHA ALLES International. Speaker internacional en recursos humanos ha dictado conferencias y seminarios en toda Latinoamérica y USA. Es especialista en Modelos de Gestión por Competencias, para diferentes empresas en Argentina, Ecuador, Perú, Colombia, México, Guatemala, Chile, Panamá, Honduras, Costa Rica, Nicaragua, República Dominicana y Venezuela. Se ha desempeñado en el área de Recursos Humanos principalmente en las áreas de Selección, Capacitación y Desarrollo en los últimos 16 años. 
     

Tags: Palabra Autorizada Javier Burdman Consejos Empresas