Suscribir Newsletter Facebook Twitter



26°C
Capital Federal
Viernes, 17 de Noviembre de 2017

Palabra Autorizada

La belleza en el arte, by Ignacio Gutiérrez Zaldívar

El autor nos habla de la belleza, un concepto quizás en desuso ya que siempre las artes visuales estuvieron llamadas bellas artes, por eso los principales museos de arte se llaman de bellas artes.

Es un concepto social y cambia con el tiempo, las rollizas mujeres de Rubens, cargadas de celulitis, no serían consideradas bellas en la actualidad y las flacas y tristes modelos que hoy son las que desfilan la ropa de los creadores tampoco son símbolo de belleza ni ahora, ni nunca. La belleza no es un concepto objetivo, es la forma en que se manifiesta la visión del creador, sea éste pintor, escultor o grabador.

El más importante pintor actualmente en el mundo fue Lucien Freud, utilizaba normalmente modelos que no cumplen con los requisitos que hoy se requieren para considerar a una persona bella, son seres excedidos de kilos, desaliñados, personajes marginales y el artista, con su visión personal, les confiere una belleza profunda que escapa a las modas y la épocas. Cuando Rembrandt pinta una media res desollada, la belleza está en la ejecución de la obra y no en el modelo.

Juan Lascano es el más grande realista de América, sostiene que nunca ha podido reflejar la belleza que el observa en una de sus obras y a los espectadores de sus obras nos ocurre lo contrario, pensamos que él les de un valor agregado de belleza a los objetos, cuerpos o paisajes que nos brinda. Algunos artistas consideran que deben reflejar su época y lo que acontece a su alrededor, en general las injusticias y los problemas de la sociedad y no los logros de ésta, es lo mismo en los noticieros o periódicos.

Algunos artistas saben que su obra trasciende lo temporal y está realizada para perdurar, quizás en forma de humor o crítica sutil hablan de los problemas y atrapan al espectador; pienso en Ernesto Bertani, su obra nos lleva a disfrutar de la belleza de los cuerpos y también a reflexionar por todo aquello que está presente en nuestra vida, como el amor, la infidelidad, la soledad, ect.

El artista no debe ser un testigo de su tiempo, simplemente debe expresar su riqueza interior, sus vivencias, sus realidades y sus sueños; el tiempo dirá si lo que ha realizado perdurará. Pocos son los que continúan deslumbrándonos luego de siglos, sin importar los cambios de la sociedad, todos ellos tienen en común su expresión pura de la belleza sin importar el momento dado, ni por haber reflejado lo que se consideraba belleza en dicho momento, tampoco importa la anécdota o el "mensaje", como se suele pedir a los creadores. Su mensaje es ver donde los demás solo miramos...

Hoy nos quieren hacer creer que se necesitan curadores o intérpretes para poder disfrutar de la creación artística y no es así, los artistas frente a un mismo tema o modelo siempre se manifestarán de forma diferente y cada uno volcará en el mismo sus vivencias que no necesariamente deben coincidir con las nuestras. La belleza esta a la vuelta de la esquina... no pase indiferente, véala y disfrútela.


*Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar, Director - Propietario en Zurbarán y El Casco Art Hotel. Autor de libros sobre temática artística, incluyendo "100 Pintores del Arte de los Argentinos (1799-2006)", "El genio de Fader" y "23 Argentine Artists Now", entre otros.

 
     

Tags: Ignacio Gutiérrez Zaldívar arte belleza palabra autorizada Freud