Suscribir Newsletter Facebook Twitter



21°C
Capital Federal
Martes, 17 de Octubre de 2017

Palabra Autorizada

Alimentar al mundo vs. Desnutrición; la incoherencia, by Leo Sarquis

Leonardo J. Sarquís de Confiagro
Leonardo J. Sarquís de Confiagro

En la Argentina siempre discutimos todo. Si somos un país “importante” en la producción de alimentos; si somos (o éramos) el “granero” del mundo o si hoy podemos ser uno de los “supermercados” del mundo. Mientras tanto…en este comienzo de año ya murieron un par de chicos en el país, otros están en estado de desnutrición avanzada, y seguramente cientos en situaciones similares. ¿Sorpresa? ¿Negligencia? ¿Y el Estado? ¿Dónde está?

Es increíble escuchar que “tantos chicos murieron o algunos están por morir” y vemos cifras que asombran y autoridades impotentes que buscan dar explicaciones a lo inexplicable. Que nos pasa? Que pasa en la Argentina? Tenemos noción de la gravedad de esto? Argentina es junto con Brasil, el único país del mundo que en los últimos 12 años creció en producción de alimentos – con la diferencia que Brasil sacó de la línea de pobreza a 34 millones de personas en 9 años -, y acá nuestros chicos… ¿mueren de hambre? ¿Es coherente lo que pasa? ¡Nos llenamos la boca que podemos producir alimentos para el mundo y algunos chicos mueren por hambre!

Según el Observatorio de la UCA, desde fines del 2013 ya sabemos que la pobreza en la Argentina es de (como mínimo) 25%, es decir si solamente tomamos estos datos, sin contar el empeoramiento del 2014, tenemos en el país casi 11 millones – otros datos ya dicen que hay 20 millones de pobres - de conciudadanos que no les alcanza lo que tienen para vivir dignamente. Asimismo 5% de nuestros compatriotas están en la indigencia, es decir como mínimo casi 2,1 millones. ¿Y la presencia del Estado? Ah! Eso sí: Hay presupuesto de más de 2500 millones de pesos para el Futbol para todos, y nada para campañas nacionales de peso para solucionar problemas graves como los mencionados.

Desde mi sector, el Agroindustrial, sé perfectamente lo que produce la Argentina, lo que puede producir, cómo está el sector, lo que no puede avanzar, cómo están destruidas las economías regionales, y sobre todo el enorme potencial que tenemos como productores de alimentos, tanto para nosotros, como para el mundo. Recuerdo ahora la famosa frase tan utilizada para defender este “modelo indefendible”: ¡La prioridad es defender la mesa de los argentinos! Les recuerdo a las autoridades nacionales, provinciales y municipales que hay argentinos que mueren de hambre y que no tienen comida en su mesa. Sres. que pase esto, es SU responsabilidad; y lo pueden revertir desde políticas públicas. La FAO dice: La reducción del hambre requiere de un enfoque integrado: inversiones públicas y privadas para aumentar la productividad agrícola; un mejor acceso a los insumos, la tierra, los servicios, las tecnologías y los mercados; medidas para el fomento del desarrollo rural; y programas nutricionales específicos, para hacer frente a las deficiencias de micronutrientes en las madres y los niños menores de cinco año… ¿Qué hacemos acá de eso? Lo cierto es que en el país que puede ser “supermercado del mundo” – que puede producir alimentos para casi 700 millones de personas en menos de 8 años -, se siguen muriendo chicos de hambre.

No importa si estos chicos están en las ciudades, pueblos, campos, zonas rurales, comunidades indígenas, pueblos originarios, o si son analfabetos. Nada de eso importa. Basta de excusas. Si el problema lo llaman desnutrición, subnutrición o hambre crónica, mal nutrición – nombres dados por la FAO para casi el mismo problema – la verdad no importa. Se puede cambiar esto en la Argentina. La responsabilidad central es del Estado, y de cualquier Gobierno; hace 12 años que hay uno. Háganse responsables.



*Leonardo J. Sarquís es Ing. Agr. (UBA); MBA de la Adam Smith Open University, Post Grado en Marketing y en Economía Agraria en Sweet Briar College, Virginia USA; Director General de CONFIAGRO, mi consultora focalizada en temas de Agro negocios. Ex Director y Gerente General de Unidades de Negocios de empresas como Monsanto, Repsol YPF Gas, S.C. Johnson en Argentina y el Exterior. Docente Universitario, Conferencista, actual columnista en Diarios (La Nación, Clarín, El Cronista), Radio y TV sobre temas de Agro Negocios y Agroindustriales y Políticas Públicas para el sector Agroindustrial. Miembro Fundador del Grupo GAPU Agro y Asesor y Consultor de Empresas, Grupos, Bancos, Legisladores, Gobiernos, Entidades e Instituciones.lsarquis@confiagro.com. www.confiagro.com. Skype: leosarquis.

 

     

Tags: Desnutrición Leo Sarquis alimentar incoherencia producción pobreza