Suscribir Newsletter Facebook Twitter



26°C
Capital Federal
Viernes, 17 de Noviembre de 2017

Ojo de :bizer

“Cuando el estado daña un monumento”, by Federico Lausi

El Monumento a Roca, víctima del vandalismo
El Monumento a Roca, víctima del vandalismo
Al llegar de vacaciones a San Carlos de Bariloche con mis 2 hijos y mi esposa, me dirigí al centro cívico para sacar la "clásica" foto donde podes capturar parte del edificio diseñado por Bustillo, de fondo el Nahuel Huapi y en el centro el monumento a Julio Argentino Roca, dos veces presidente de la República Argentina y gestor de la histórica "conquista del desierto", campaña a través de la cual se expandieron las fronteras de nuestro país hacia el oeste y hacia el sur.
Podemos debatir acerca de si la figura de Roca fue positiva o negativa en todos los aspectos que queramos, a 135 años de su campaña hoy cuestionada por el gobierno de turno, sin embargo no es la intención de esta nota.
Lo que noté con triste asombró al intentar sacar la foto familiar, fue que de ambos lados del monumento, con muchísima prolijidad y claridad está escrita en letras grandes la palabra "asesino”. El monumento está ubicado en pleno centro cívico, a metros de la oficina de turismo, del museo, de la biblioteca y de una comisaria, es decir, para poder escribir asesino de ambos lados con esa claridad, se precisa de una escalera, de tiempo y quizás por sumatoria de ambas razones no es muy difícil pensar en complicidad del estado.
Claro, todo esto sería una suposición, podríamos suponer que nadie vio a los agresores y que además el municipio no cuenta con los elementos necesarios para retirar la pintura del monumento (me quede pensando en cuál sería el castigo por dañar un monumento en Paris o en Roma por ejemplo). Sin embargo tan solo unos días antes de mi arribo a Bariloche, durante las fiestas, el monumento de Roca no dejaba ver la palabra “asesino”, era imposible poder visualizar esas letras tan prolijas escritas sobre su caballo, es que el municipio de San Carlos de Bariloche construyó por segundo año consecutivo un árbol de navidad por sobre el monumento, es decir, lo tapó por completo ubicando en su lugar, un árbol gigantesco.
Ayer escuche a un político de la oposición hablando acerca de que necesitamos un estado ejemplar, y me quede pensando en esta palabra ya que al ver al monumento a Roca pensé en un estado cómplice de este daño y ataque a un monumento que para colmo está emplazado en el centro icono de San Carlos de Bariloche. Es evidente que el estado no solo ha sido cómplice, sino que su ejemplo no ayuda, aquí, en la Patagonia Argentina, el estado nos enseña a destruir un monumento histórico y a burlarse de un prócer de nuestra historia Argentina.
 

Federico Lausi 

     

Tags: Federico Lausi Bariloche Monumento Julio Argentino Roca