Suscribir Newsletter Facebook Twitter



18°C
Capital Federal
Miércoles, 20 de Setiembre de 2017

Nuevo Espacio para el nuevo Trabajo

By Daniel Adelsky, Socio Director del Grupo Gekko

Daniel Adelsky
Daniel Adelsky

Los negocios en la actualidad se ocupan de nuevas cosas a partir de un nuevo trabajador, a los que podemos llamar los trabajadores del conocimiento, los que por medio de la tecnología, desarrollan más y mejores trabajos.

Estos son del tipo intelectual y creativo, estos desarrollan su actividad por medios móviles, lo que los hace, no tener una vinculación directa como un lugar físico fijo, como podría ser la oficina, ahora esta se convirtió en un lugar de encuentro entre generadores de ideas.

Siempre el lugar de trabajo se reducía a 3 palabras: Privacidad, jerarquía y status. Las 2 primeras se referían a la división del trabajo, debían lograr privacidad, demostrar la jerarquía y enfatizar el nivel del ocupante. Hoy las 3 palabras son: productividad, trabajo en equipo y movilidad.

El trabajo ya no se evalúa desde la productividad efectiva de un bien, sino con la producción de ideas, conceptos y servicios. Por lo que la productividad ya no es medida por los parámetros clásicos, sino como la capacidad de crear valor agregado.

Ahora bien donde entra la arquitectura en esto? La arquitectura, el planeamiento espacial, o el diseño de interiores, ya no se ocupan de la simple decoración o equipamiento. Asumen un rol de planeamiento estratégico.

La empresa ahora necesita una apropiada planificación y proyección de los espacios respecto de unos parámetros que podemos resumir en:

·Utilización del espacio m2 por empleado
·Costo de la tecnología por empleado
·Costo del empleado por m2

Si observamos Europa, vemos que el m2 por empleado paso de 35m2 en 1975 a 18 en los 2000.

A menor metraje cuadrado, menor gasto inmobiliario y de gestión.

El espacio de trabajo merece hoy una reconsideración, con las nuevas exigencias de producción, y se convirtió en un concepto fundamental y estratégico en la organización y gestión de una empresa.

Las soluciones espaciales tienden o deben tender a integrar la tipología de trabajo con el personal, su modalidad de actuar y su tiempo de permanencia en cada espacio. Los nuevos conceptos espaciales tienen más que ver con la interacción y con la autonomía. Hay actividades relacionadas con el conocimiento y otras que necesitan concentración. Las primeras se crean espacios llamados de áreas y otros de contacto, y para las segundas, los espacios son islas o células.

Estas nuevas soluciones necesitan equipamiento específico y acorde a las nuevas necesidades. Si las nuevas oficinas se convirtieron cual Ágoras griegas en espacios de encuentro, discusión de ideas e intercambio de conocimiento (Quien diría que un concepto del siglo VIII A.C. Sea lo último en diseño de oficinas) el espacio a diseñar debe poner hincapié en la comunicación.

Con respecto a la tecnología y como afecta los espacios de las oficinas, debemos ver como la “Lap top”, el “Smartphone” o la “Tablet” se convirtieron en el elemento de trabajo del conocimiento. La liviandad, el poco espacio q ocupan así como su portabilidad generan un trabajo nómade, ya no atado al escritorio, porque el cable se ha cambiado por el Wi Fi.

Hoy ya no hay máquina de escribir, fotocopiadora, fax, scanner, calculadora, el teléfono de escritorio, todo ha sido reemplazado por tecnología portátil de bajo peso y pequeño teléfono. Que apoyo en el escritorio entonces?

O la pregunta es: ¿Necesito escritorio?

Por lo que descubrimos que la denominación de oficina, ya no es más un espacio delimitado por muros y es un concepto de un espacio ubicuo.

Este cambio provoca que arquitecto sea pieza fundamental para el comitente en las decisiones, con miras a reducir costos y a crear espacios creativos, adaptativos y mutantes que acompañen los cambios de la compañía.

El diseño de la disponibilidad del equipamiento y su ubicación para desarrollar las diversas actividades en forma más funcional y económica, son bases del proyecto.

Para la re invención del mundo de la oficina, debemos estudiar cómo se usa el espacio en el día laboral, analizando los procesos operativos de los usuarios, esto permitirá zonificaciones flexibles creando diferentes escenarios operativos.

La realidad virtual-global, convive con algunos elementos más tradicionales. La nueva oficina provee de puntos de referencia y encuentro colectivo. El desafío proyectual es lograr hacer convivir y funcionar el nuevo estilo de gestión, la tecnología, los procesos y las estrategias con el nuevo usuario que necesita más sentirse en un club, que en un lugar de trabajo.

Hoy el proyectista debe entender que el lugar físico de la sede de la empresa, ya no es todo, debe ocuparse, de la tecnología y el soporte a esta, prever los nuevos adelantos, las personas y los equipamientos contenidos en el edificio, y la planificación inteligente y eficiente del movimiento de las personas en el edificio, además de la imagen de la empresa por medio de edificio emblema.

Resumiendo apuntamos unas pautas para la nueva oficina del nuevo trabajador:

·Trabajo en grupo
·Hot Desking, escritorios siempre en uso
·Trabajo itinerante, no en un lugar especifico
·Trabajo nómada, trabajo desde bares o casa o en viajes
·Organización del uso de los lugares
·Telecomunicaciones
·Trabajo virtual. Se lo hace desde donde se este
·Oficina amebica, va variando formas y se adapta a circunstancias.

     

Tags: Arquitectura Daniel Adelsky Grupo Gekko Espacio trabajo negocios