Suscribir Newsletter Facebook Twitter



14°C
Capital Federal
Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Medicina: Prevención y tratamiento de las várices

Por el Dr. Miguel Ángel Gramajo Booth

Miguel Ángel Gramajo Booth
Miguel Ángel Gramajo Booth

Debido a su condición de bípedo, el único mamífero sobre el globo terráqueo que padece várices es el hombre. Esta dolencia constituye un grave problema de salud pública a causa de su elevada frecuencia y a sus repercusiones socioeconómicas.

Afecta a los hombres en un 45% de los casos y a las mujeres en un 55%, en mayor o menor medida. Esta mayor prevalencia de várices en las mujeres se explica por la acción de las hormonas. Además, se demostró mayor incidencia en la población urbana que en la rural debido a la menor actividad de los músculos de las piernas, pero la genética está a la cabeza de los factores predisponentes.

Respecto a los tratamientos, gracias a una mayor comprensión de las causas y de los diversos tipos de várices, ha habido un significativo avance y muy recientemente se ha logrado restaurar o curar las venas enfermas, evitando así la anulación que se efectuaba por vía quirúrgica, láser o escleroterapia (tratamiento ambulatorio pero que requiere anestesia local).

Conla fleboterapia restaurativa se pueden tratar desde las “arañitas” a várices de gran tamaño. Consiste en la aplicación de i nyecciones en la luz del vaso sanguíneo, aun del más pequeño, de una sustancia de origen natural que repara la pared de la vena, lo que permite que la sangre fluya con normalidad.

Algunos consejos para evitar la aparición de várices son:

- Mantener una alimentación equilibrada y controlar nuestro peso. Para esto es necesario llevar una dieta baja en calorías y alta en fibras.

- Se recomienda realizar todo tipo de ejercicio que haga trabajar a los músculos de la pantorrilla: caminar, correr, andar en bicicleta o hacer aparatos y también practicar deportes como el tenis, fútbol, básquet, vóley, etc. Si ya tiene várices, consulte a un médico especialista para que le recomiende qué ejercicios hacer de acuerdo a su caso.

- Si tiene que trabajar parado es importante tratar de hacer descansos para caminar, y si es posible, descansar las venas 5 minutos cada 2 horas elevando las piernas.

- Si hay fuertes antecedentes hereditarios es recomendable usar medias de compresión.


*Dr. Miguel Ángel Gramajo Booth (MN 42.569), médico flebólogo universitario con experiencia de 30 años en su especialidad. Orador en numerosos congresos nacionales y extranjeros. Miembro del American College of Phlebology. Pionero en los procedimientos de recuperación funcional sin extirpación. www.nuevaflebologia.com.ar.

 
     

Tags: Medicina Prevención tratamiento várices Miguel Gramajo Booth salud dolencia