Suscribir Newsletter Facebook Twitter



27°C
Capital Federal
Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Marca y Ambientación

by Daniel Adelsky, Socio Director del Grupo Gekko

Daniel Adelsky
Daniel Adelsky

El concepto de imagen corporativa ha evolucionado de una manera que, llega a considerarse como una de los principales activos de la empresa; encontramos nuevas formas de abordar la comunicación y proyectar su imagen con sus eventuales clientes o público en general.

No se es dueño de una idea o concepto, hasta que no se logra expresarla con claridad… Y una marca es una idea a expresar.

La gente no elige generalmente un producto porque sea mejor, sino porque lo prefiere, lo define, lo identifica… Y lo prefiere porque lo representa. Por lo cual, cada experiencia que logramos se genere con una marca es una oportunidad para transmitir esa idea que nos diferencia de otro producto o marca.

El mobiliario y la ambientación corporativa es una expresión más de la marca, importante en la construcción de la identidad.

Una ambientación concebida desde la arquitectura y desde los rasgos de identidad de la compañía, es una expresión de diseño que contribuye a crear mejores y más agradables espacios laborales, a la vez que transmitiendo con sus formas, sus materiales, su iluminación y su composición las características esenciales de marca. Convengamos que la ambientación corporativa así como su mobiliario dejo de ser un elemento solo operativo para pasar a ser un importante medio de comunicación de imagen marca.

La calidad de los espacios ofrecidos al personal ha adquirido una gran relevancia, que nos es imposible negar la influencia ejercida en la competitividad de la empresa, tanto en eficacia, como en proyección de identidad.

La interacción entre los componentes de la compañía, se destaca como la necesidad primera, más allá de la independencia de áreas específicas, hay muchas actividades que requieren y se estimula actualmente a que sean realizadas en equipo. Por lo que debe entenderse  las tareas a realizar, como las hacen y más todavía que los motiva, dando ese plus de “felicidad” para apoyar ese trabajo colaborativo. Mientras que debemos crear un entorno que refleja a la empresa, su trabajo y logros para establecer relaciones que perduren en el tiempo.

El punto de partida para llevar a cabo el proyecto y que satisfaga las necesidades enumeradas e la investigación de la marca y su gente. Es fundamental entender quiénes son, que hacen, como lo hacen, que cultura corporativa tienen, y cuál es el ambiente deseado a lograr. El arquitecto siempre debe entender su cultura e identidad.

La evolución del ambiente corporativo ha sido posible a que los arquitectos, con alto nivel de creación, diseño, tecnología y servicio, estemos en condiciones de posicionarnos como aliados estratégicos de sus clientes al crear soluciones a las necesidades de cada proyecto. Esta tendencia nos obliga a pensar e imaginar espacios de trabajo en los que la gente se sienta a gusto, motivados e incrementen productividad y se identifiquen con la marca.

El manejo de la imagen corporativa y la importancia de la ambientación como expresión de ella, nos deja identificar dos grupos, uno conformado por grandes corporaciones reconocidas ya en su ámbito, las cuales consideran la ambientación como parte de la cultura empresarial y el otro grupo, que son quienes recién recurren a estas ambientaciones, cuando descubren que estas prácticas fortalecen su imagen y posicionamiento en el mercado.

En la tarea de crear y realizar este tipo de ambientación, es necesario garantizar un diseño acorde con la marca del cliente, por lo que la labor del arquitecto debe incorporar el análisis en profundidad de aquellos elementos que constituyan la identidad, desarrollar una gran empatía al momento de interpretar los requerimientos de cada cliente.

La forma de trabajo está cambiando, por lo que el espacio de trabajo debe cambiar también. La tecnología, los nuevos medios de comunicación, se han posicionado como preponderantes y las transformaciones son muy rápidas. Con esa misma rapidez debe poder adaptarse el espacio en el cual interactúan todas las partes, para que la oficina sea un lugar agradable, eficaz y productivo.


*Arq Daniel Adelsky, Socio Director del Grupo Gekko

     

Tags: Daniel Adelsky Grupo Gekko Marca Ambientación empresas imagen concepto