Suscribir Newsletter Facebook Twitter



18°C
Capital Federal
Viernes, 18 de Agosto de 2017

Los artistas contemporáneos del continente

Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar

Algunas obras...

Méjico tiene una tradición de arte de 5000 años y un mercado muy fuerte por la influencia no sólo de los compradores locales sino también por los estados vecinos americanos. Un fotógrafo muy exitoso es Gabriel Orozco (1962) que vive en el Distrito Federal y sus obras son muy demandadas en los países escandinavos, alguna de éstas se han vendido en más de 200.000 dólares. Otro artista muy interesante del mismo país es Bosco Soldi (1970), reside en Nueva York y es representado por una importante galería japonesa, sus grandes pinturas abstractas y ricas de materia se venden también en 200.000 dólares. En Brasil las grandes figuras son dos mujeres pintoras, Adriana Varejao (1964) quien vive en Rio de Janeiro y sus obras se han vendido en más de 1,5 millones de dólares. En la Colección Costantini hay alguna de sus obras; y Beatriz Milhazes (1960) quien ya tiene diez obras vendidas en más de un millón en subastas y una que superó los dos millones. Un caso particular es el brillante Vik Muñiz (1961) este paulista reside en Nueva York y hace fotografías intervenidas tomando a personajes y obras como referencia, es como el Andy Warhol brasilero, sus recreaciones de Marilyn Monroe, Jackie Kennedy, Elizabeth Taylor y de obras de Picasso y de Warhol se venden entre 60 y 200.000 dólares. Uno que seguramente aumentará su cotización luego de su retrospectiva en el Museo Guggenheim de Bilbao es Ernesto Neto (1964), quien realiza novedosas esculturas que se venden en 50.000 dólares promedio. La colombiana Doris Salcedo (1958), con sus curiosas esculturas que parecen muebles intervenidos, ha logrado precios en el orden de los 400.000 dólares y acaba de terminar una gran exposición en Hiroshima con mucho éxito. De los argentinos es Guillermo Kuitca (1961), quien vive en Buenos Aires pero expone solamente en Europa y Estados Unidos, el más demandado, algunas de sus obras se han vendido en más de 200.000 dólares y en subastas una decena han superado dicha suma; no hay otros artistas argentinos de su generación de éstos valores. El año pasado se vendieron en subastas 8 obras de él en un total de 634 mil dólares. En Buenos Aires y Nueva York el año pasado se vendieron  de Nicolás García Uriburu  24 obras por un total de 405.000 dólares, de Antonio Seguí 29 obras en 383.000 dólares, de Rómulo Macció 28 obras en 213.000 dólares y de Julio Le Parc 18 obras en 203.000 dólares. De los uruguayos la gran figura es Pablo Atchugarry (1954), un escultor fuera de serie, quien será la gran figura en las próximas décadas; trabaja en mármol bellísimas obras que se parecen a catedrales góticas, con formas puras y abstractas. Algunas de éstas se han vendido en 235.000 dólares y más de veinte en más de 100.000. Trabaja en Punta del Este y en Carrara en Italia, sus obras tienen un gran mercado internacional. Compren arte argentino, es de los más baratos del mundo.

*Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar, Director - Propietario en Zurbarán y El Casco Art Hotel. Autor de libros sobre temática artística, incluyendo "100 Pintores del Arte de los Argentinos (1799-2006)", "El genio de Fader" y "23 Argentine Artists Now", entre otros.
     

Tags: Palabra Autorizada Ignacio Gutiérrez Zaldívar Arte Latinoamérica