Suscribir Newsletter Facebook Twitter



16°C
Capital Federal
Sábado, 19 de Agosto de 2017

La palitera más grande del mundo la tiene Grido

Comparativo
Comparativo

Mi amigo José Rubio me dio una primicia de La Cabrera en la mismísima vereda de la parrilla de Cabrera y Thames que comimos anoche. Cuando pregunté por Gastón Riveira, ni siquiera le dejó decir al mozo que no estaba. José, que se despeina de vez en cuando la vida, me dijo que el creador de la parrilla está abriendo una en Santa Cruz de la Sierra. “Acabo de volver de la llanura boliviana, y vi el cartel”, me dijo mi amichi el chapista.

Jackie no vino a la cita. Se excusó diciendo que se quedaba haciendo Iyengar (googleando me di cuenta que es un tipo de yoga) en el Racket Club que cambió de concesionario en el restaurante: era Paru y ahora canta el gallo de Croque Madame. Le dije si mañana (por hoy) repetí. “Me toca Hatha (a la pelotit, exclamé, cómo le agarró la onda oriental a la blonda) y después si querés comemos. Seguro que tienen Paso de los Toros Light, como a vos te gusta”. Me derritió como un helado el comentario de la niña, pues veo que se acuerda de mis gustos, y de que el paso Light es un clásico del ex Vilas y hoy Racket Club. Le prometí ir a ver si me tiento con el indoor cycle del club del amichi Alberto Wollmann donde imagino que sigue otro amichi, Marcelo Alexandre. De paso, cañazo, como me estoy preparando para el Cruce Columbia, me doy una vueltita por los bosques de Palermo. Mientras conversaba con Jackie y Rubio era convidado de piedra, se me derretía el helado de limón que pedí en La Cabrera. Y ahí nomás Jackie, aunque por su estilo ella no frecuenta, me dijo que hay quiebre de stock en palitos de limón, frutilla y palitos de crema en Grido. 30 millones de unidades faltantes... (Oportunidad de ventas pérdidas de unos cuantos palitos de pesos. “Están instalando en este momento la nueva Palitera traída de Heidelberg Alemania”, me dijo la niña que debe tener un huesito en la Docta. “La palitera (fabricadora de palitos, se entiende) más grande del mundo se está instalando en la planta industrial de Grido en Córdoba. Los números meten miedo...” dijo la niña, quien me mandó por Whatsapp una imagen que evita mil palabras y que podés ver en el :clickbiz presentado por Fujifilm lo que vale un barril de petróleo versus el de agua mineral, el de Coke o el de Dom Perignon. Mientras anotaba esa frase y miraba los barriles, José Rubio me escribía en el mantel de papel de La Cabrera: “lo que debe meter miedo es la calza by Desiderata que Jackie se debe poner para hacer Iyengar.

Claudio Destéfano

     

Tags: La Cabrera José Rubio Jackie Grido Racket Club Gastón Riveira Datillos Claudio Destéfano