Suscribir Newsletter Facebook Twitter



21°C
Capital Federal
Miércoles, 23 de Agosto de 2017

John Deere, con motores de verdad y corazón de juguete

Jackie y un datillo (r) sobre John Deere
Jackie y un datillo (r) sobre John Deere

Jackie está acostumbrada a que le digan piropos vinculados con pan dulces y camiones. Nunca relacionados con tractores o cosechadoras. Ayer fue una excepción a la regla, pues cuando llegué a la noche procedente de Bariloche (si hubiera sido “en coche” hubiera rimado perfecto, pero vine en LAN), escuché como en La Cabrera le tiraban los galgos encima por su pilcha by Desiderata, de color verde, que para algunos era Barovero, y para ella verde John Deere. Explico. La niña me contó que la empresa de tractores y cosechadoras sigue apostando al desarrollo de su negocio en la Argentina. Tranca, no es que necesariamente esté vislumbrando un panorama espectacular para el campo, sino que, además de machinas reales, importará juguetes de con sus licencias para comercializarlos en sus puntos de venta, a modo de merchandising, y posiblemente en otros comercios del interior. Jackie me dio la prueba del hecho: “Ya consiguieron la aprobación de una DJAI”. Creer o reventar, pero desde que me contó ese datillo ®, los piropos pasaron de Pamelas, llantas y camiones a “cómo me gustaría que fueras mi cosechadora de hijos, mamasa”. Lo que uno tiene que aguantar, además de los primos del millo. 

 
Claudio Destéfano
     

Tags: Claudio Destéfano Jackie datillos (r) John Deere