Suscribir Newsletter Facebook Twitter



11°C
Capital Federal
Lunes, 21 de Agosto de 2017

Houdon, Maestro De La Escultura

Houdon, Maestro De La Escultura

Escultor francés, Jean-Antoine Houdon (1741-1828), nació en Versalles y ya a los nueve años realizaba esculturas. Como todo artista francés de importancia, estudió en Roma y se maravilló con Pompeya, allí realizó el famoso "Desollado", un clásico de la escultura universal. Fue Voltaire su amigo y de él realizó numerosas obras. En 1785 viaja e EEUU a realizar el busto de Washington. Muere en París en 1828 y dejó numerosos discípulos, sus obras más tiernas reflejan a sus hijas. Destaco sus cinco mármoles "Morfeo","Sophie Arnould","Charles Le Noir","Buffon" y "Apolo sacudido por el viento". Los admiradores de los filósofos Iluministas como Diderot, Voltaire y Rosseau, no deben perderse su obra, mi preferida es el "Morfeo". Uno de los artistas más célebres de la actualidad y figura "marketinera si las hay" es Jeff Koons quien tiene como referente permanente a Houdon, aunque también se permite inflar delfines y presentarlos con ollas y elementos de la cocina y hay gente que los paga dos millones de dólares. Curiosamente el precio récord de Houdon es un canto a la malicia, es el busto de Benjamin Franklin, un mármol de sólo 53cm de altura y que se vendió en 2,65 millones hace ya 19 años en Nueva York. Un yeso policromado de Robert Fulton se pagó 770 mil dólares. Los bronces suyos se han realizado en ediciones de imposible certificación de las cantidades realizadas, el concepto de sólo diez bronces por pieza es moderno y en la antigüedad se fundían de acuerdo a demanda y algunos con fundiciones que dejan mucho que desear, por lo tanto los valores de venta no son significantes. Las esculturas en mármol no siempre están esculpidas por el autor, muchas veces utilizan a "pasadores" y el artista hace los retoques finales. En la Argentina se destaca la obra de Pablo Larreta que trabaja con gigantescas piedras, generalmente de su querida Tandil, y en algunos casos sus obras son resultado de años de trabajo. La escultura es una de las ramas de la Artes Plásticas menos reconocidas, significan un trabajo mayor en esfuerzo y tiempo en la ejecución de la obra y el mercado no valoriza en su justa medida la tarea de los creadores. Argentina tiene el orgullo de escultores como Curatella Manes, Sibellino, Vitullo, Lagos, Yrurtia, Riganelli, Falcini, Badii, entre los maestros, y entre los contemporáneos Gamarra, Iommi, Larreta, Polacco, Minujín, que son de calidad internacional y desgraciadamente sus obras no se encuentran en lugares públicos para el disfrute de todos. Una buena medida sería asignar un 2% del costo de los edificios a la ejecución de esculturas y que dicho importe sea deducido de ingresos brutos u otro impuesto.

 *Por Ignacio Gutiérrez Zaldívar, Director - Propietario en Zurbarán y El Casco Art Hotel. Autor de libros sobre temática artística, incluyendo "100 Pintores del Arte de los Argentinos (1799-2006)", "El genio de Fader" y "23 Argentine Artists Now", entre otros.
     

Tags: Ignacio Gutiérrez Zaldívar Arte Jean-Antoine Houdon