Suscribir Newsletter Facebook Twitter



15°C
Capital Federal
Lunes, 29 de Mayo de 2017

En los scouts me enseñaron a ser buen perdedor

Cristina no fue scout
Cristina no fue scout

·Soy consciente que lo urgente prima muchas veces sobre lo importante.

·En el trabajo, en la vida, y en el planeta dbiz por añadidura.

·Hoy, ahora, decidí invertir los roles.

·En los scouts me enseñaron a ser buen perdedor.

·En aquellos tiempos significaba que si ganabas un juego de nudos y amarres te ponías contento; en cambio, si te tocaba perder, le dabas un abrazo al triunfador y esperabas tu turno para festejar.

·Aquella enseñanza me quedó marcada a fuego, y la seguí aplicando en la vida.

·Lo podrán comprobar los hinchas de River que conozco, quienes seguramente recordarán que fue el mío el primer correo que recibieron cuando nos dejaron fuori de la copa.

·Y ahora mismo, a los bizers que se están yendo desde hoy hasta el domingo a Tokio, los saludo por adelantado, sólo porque irán ahí, donde me hubiera gustado estar.

·Otro caso fresco pasó hace diez días, cuando saludé al árbitro que no cobró el #penalazo (trending topic nacional) en la ya lejana final de Liniers con Atlas.

·Y no le escribí a los amichis de mi red hinchas de la Topadora (así le dicen a Liniers) sencillamente porque no tengo el gusto de conocer a alguno.

·Ayer tuve una sensación extraña cuando Cañitas explotó (como muchos lados) al momento en que CFK se transformaba en calabaza, tal cual sus palabras.

·Sentí un calco al ’83, cuando volvió la Democracia y todavía se seguía incendiando el cajón de un tal Herminio.

·Anoté un título que encierre el culebrón que vivimos éstos días y que terminará en un rato, cuando la entrega del bastón y la banda sea historia.

·Cristina no fue scout.


Claudio Destefano

     

Tags: scouts Datillos Claudio Destefano perdedor Cristina Democracia