Suscribir Newsletter Facebook Twitter



14°C
Capital Federal
Lunes, 20 de Noviembre de 2017

El hombre y la naturaleza

by Daniel Adelsky, Socio Director del Grupo Gekko

Muebles de Aalto

Volviendo a estos recreos donde vemos un poco de los Diseños y sus Protagonistas, esta vez la inspiración fue la naturaleza y el hombre. Alvar Aalto fue además del arquitecto finlandés más importante, un maestro de diseño de objeto y mobiliario. Sus creaciones son paradigma del diseño orgánico. Tanto las obras, objetos y mobiliario son la síntesis de la comunión del diseño vinculado con los procesos industriales y las tradiciones locales.

Nacido a principios del 1898, fue a través de su padre q empieza a tomar contacto con la naturaleza. Curso arquitectura en la hoy Universidad Politécnica de Helsinki, donde estaba en boga el Nacionalismo Romántico, que hacía hincapié en sus raíces, y su identidad de país por medio del medio ambiente.

Luego de recibido, se casa con una colega Aino Marsio, quien fuera parte de su equipo de trabajo, y compañera del viaje que le abriría la mente y varias puerta en Europa y en especial con la vanguardia, representada por la Bahuaus, donde haría contacto con artistas y críticos.

En 1928 forma parte del 1* CIAM (Congres International D’ Architecture Moderne), congresos que dieron a lo largo de su desarrollo (1928-1959) una gran inspiración en el urbanismo y la arquitectura como espacio vital.

Le Corbusier fue su impulsor y quien lo insto a adoptar una modernidad más pura y funcionalista, enfrentándolo al clasicismo nórdico de su etapa estudiantil.

De esta época son sus edificios: Biblioteca Municipal de Vipuri y el Sanatorio de Tuberculosos de Paimio, donde también diseña todo el interior y el mobiliario, junto con Aino.

Ya desde tiempo atrás Aalto estaba experimentando con el uso de los tableros de madera laminada curvada, para la elaboración de muebles, trabajando con un técnico de una fábrica de muebles, de manera que al encarar el equipamiento del hospital de Paimio, el diseño de su mobiliario en especial sus sillas surgen como el resultado natural de sus estudios previos.

Creada para los salones de estar del sanatorio la silla Paimio, responde a la búsqueda de la forma óptima para facilitar la respiración. La curvilínea lamina de Abedul que forma el asiento y el respaldo guarda estrecha relación con las tradiciones nórdicas de artesanía en madera y parece una referencia al paisaje circundante.

Compuesta por dos aros cerraros de madera laminada que forman su armazón, y una lámina de madera curva de Abedul que es al mismo tiempo respaldo y asiento, su forma le da un aspecto escultórico, unido a esto, la forma innovadora de utilizar la madera, la trasformo en un hito del diseño de mobiliario. Pero lo realmente importante es la influencia que ejerció en los diseñadores posteriores. Las sillas de Eero Saarinen, Eames, los ensayos con madera curva de Arne Jacobson, no habrían existido sin la referencia de la “Paimio”.

De esa época es también el banco apilable redondo de tres patas “Stool 60”, construido con madera laminada, buscando la síntesis de 3 patas curvadas, donde se apoya el asiento circular, simple y eficaz.

Ya en 1935 funda junto con su esposa y un socio Artek, empresa que produce y comercializa en serie los diseños de la pareja, actividad que aún hoy sigue desarrollando la firma.

En 1936 participa en un concurso de diseño organizado por Littala, empresa dedicada a la producción de objetos de diseño realizados en vidrio.

En este concurso presenta varios jarrones y vajilla, todos objetos de formas onduladas, orgánicas, y fluidas que permite al usuario final determinar su manera de uso.

En ese mismo año, frente al encargo del diseño de interiores del Hotel Savoy de Helsinki. El matrimonio incluye el jarrón en el arreglo de las mesas, los que con su forma asimétrica y sus paredes curvas, se convierte en emblema y distintivo del establecimiento. Por lo cual el jarrón fue bautizado con el nombre de “SAVOY”, la paradoja es que la empresa de Aalto (Artek) nunca pudo comercializarlo ya que el diseño pertenece a Littala organizadora del concurso.

En 1937, fue convocado a diseñar el stand de Finlandia en la Feria Mundial de Paris, donde se exhibieron sus diseños.

Entre 1946 y 1948, fue profesor de Arquitectura en el MIT (Instituto Massachsetts de Tecnología).

Preocupado por humanizar la Arquitectura y proteger la naturaleza, Aalto rechazaba el uso de materiales artificiales, tales como tubos de acero en mobiliario. La madera era su fuente de inspiración; Enfatizo sus características para relacionar la gente y la naturaleza.

La facilidad para trabajar el material, la calidez y la diversidad de acabados fueron también factores de importancia. Con el uso de la madera, Aalto aportó a sus obras elegancia, calidez y cercanía con la naturaleza, colocando la experiencia del usuario como parte  primordial de sus diseños.

En cuanto a las formas, Aalto no renuncio a la libertad ni a los ideales humanistas del primer tramo del Movimiento Moderno, pero si a sus posiciones formales y doctrinarias. Las formas puras del modernismo, se oponían a la percepción que el tenia de la naturaleza. Para el las formas onduladas y sinuosas era fiel reflejo de la biología, más cercana a hechos naturales, pero no por ello renuncio al tratamiento con rigor analítico.

Sus piezas de mobiliario, son la síntesis del diseño vinculado con los nuevos procesos industriales sin olvidar las tradiciones locales. Esto lo llevo a ser reconocido como maestro de la arquitectura moderna y del diseño escandinavo, con un estilo único, inspirado en la naturaleza y el hombre. Su pensamiento era que el buen diseño debía formar parte de la vida cotidiana, por lo que se empeñó en la creación de productos sensibles y cálidos, capaces de mejorar la vida de la gente.-

     

Tags: Daniel Adelsky Grupo Gekko hombre naturaleza arquitectura Alvar Aalto diseño