Suscribir Newsletter Facebook Twitter



28°C
Capital Federal
Sábado, 16 de Diciembre de 2017

El desafío de deshacerse de nuestras bandas elásticas

Por Alejandra Rodríguez

Alejandra Rodríguez, especialista en coaching empresario
Alejandra Rodríguez, especialista en coaching empresario

Es común en nuestras gestiones profesionales encontrarnos con clientes que dicen sentirse “atados”, cuando hablan de las dificultades de avanzar en sus objetivos. Esta expresión -muy común entre los que acuden al Coaching- se asienta en lo que se denominan creencias o pensamientos limitantes. Como invulnerables paredes sin puertas, este tipo de evaluaciones introspectivas construyen estructuras que se asumen inmodificables y  condicionan nuestra manera de ser y de actuar.

Los NO PUEDO, NO DEBO, NO ES PARA MI suenan a clichés, pero en realidad son frecuentes conclusiones de muchos dirigentes o empresarios en los que, ante ciertas circunstancias o instancias determinantes, se recluyen en límites autoimpuestos que actúan subterráneamente.

El campo visible, como un iceberg que exhibe solo una parte de una estructura mucho más profunda y sustancial, son aquellos proyectos que no se concretan, las iniciativas que se abandonan, las innovaciones que quedan en el terreno de los actos preparatorios y nunca llegan a desarrollarse; en definitiva, todos y cada uno de nuestros impulsos superadores que, a causa de estas creencias limitantes, hacen naufragar nuestros objetivos, sean estos complejos o puntuales.

El Ingeniero de la Universidad de Stanford y autor de La Quinta Disciplina Peter Senge proporciona una descripción muy gráfica sobre ese tipo de creencias o pensamientos: son como una gran banda elástica que actúa en cierto punto de nuestro avance a partir del cual la resistencia nos detiene e incluso nos hace volver hacia atrás.

Una de las maneras más eficaces para trabajar en el objetivo de poder salir de nuestras zonas de confort y lograr un salto cualitativo en nuestros objetivos profesionales o relaciones interpersonales pasa por afrontar el desafío de deshacernos de nuestras bandas elásticas.

Para ello, en primer lugar, deberán ser descubiertas, propiciando un diálogo interior de escucha atenta. ¿Qué nos decimos sobre nuestra forma de ser, nuestros diferentes roles, nuestra manera de actuar y hacer? 

Esas preguntas pueden habilitar la irrupción de nuevas y poderosas ideas y razonamientos que socaven la aparente inmutabilidad de los pensamientos o creencias limitantes. Con la asistencia del coaching deshacernos de esas bandas elásticas es una posibilidad concreta. A partir de allí comienza una próspera etapa en la cual la confianza crece, la libertad prima, y nuestro ser y hacer adaptativo se subordinan a la capacidad de afrontar retos transformadores adquiriendo un genuino perfil emprendedor.

*Por Alejandra Rodríguez es especialista en coaching empresario, dirigencial y político. Además, es directora de www.arcoach.com.ar.Abogada, Universidad del Salvador, especialista en Derecho Laboral Individual y Colectivo. Coach Ontológico, Escuela argentina de Caoching Ontológica & PNL, Directora Lidia Muradep. Coach político, Escuela Europea de Coaching, a cargo del profesor Juan Vera.Master Coach, escuela Argentina de Coaching Ontológico & PNL, Lidia Muradep. Londres 2013 "Unleash The Power Within" by Anthony Robbins.
     

Tags: Alejandra Rodríguez Coaching Ataduras