Suscribir Newsletter Facebook Twitter



18°C
Capital Federal
Viernes, 18 de Agosto de 2017

El boom de los drones

Por Juan Tognetti

Los drones llegaron para quedarse

Lily, tal el nombre con que han bautizado este nuevo chiche, es capaz de grabar vídeo en 1080 píxeles a 60 fps o 720 píxeles con 120 fps (cámara lenta). Lo más curioso de Lily es la forma de ponerse a volar y es que para ello tiene que ser lanzado al aire, para que la propia gravedad acelere al drone hacia el suelo, momento en el cúal los sensores reconocen esta acción y el avión comienza a volar antes de que caiga al suelo. Incluso si se da el caso de que llegue a caerse al suelo por no lanzarle lo necesariamente alto, éste intentará despegar también desde el propio suelo. También es posible hacer que Lily despegue desde la propia mano del usuario.

El avión tiene capacidad para volar a una distancia mínima del usuario de 1,5 metros y una máxima de 30 metros, lleva la cámara integrada y un micrófono en el dispositivo de localización, por lo que el audio del usuario se podrá combinar con el vídeo del avión dando un magnífico resultado, ya que por lo general el sonido que suelen grabar los aviones no tripulados suele ser el que hace sus propios motores.

Este avión también es capaz de averiguar cuando el usuario está haciendo algo particularmente espectacular, como un salto en bicicleta o esquiando para capturar la pirueta en modo de cámara lenta automáticamente.

Lily estará a la venta durante el próximo año 2016 aunque su preventa comienza hoy mismo y por lo tanto ya es posible hacer la reserva de este drone a un precio bastante más reducido, ya que puede ser adquirido por 499 dólares, mientras que al año que viene cuando salga oficialmente a la venta lo hará con un precio de 999 dólares.

     

Tags: Juan Tognetti Drones Palabra Autorizada