Suscribir Newsletter Facebook Twitter



21°C
Capital Federal
Lunes, 11 de Diciembre de 2017

El arte en las empresas

Por Daniel Adelsky

En un principio el arte corporativo era solo un elemento decorativo, llenando un espacio en una pared vacía, o de inversión que reafirmaba el poder o status de la empresa. Ahora con los nuevos conceptos de espacios de trabajo, centrados en la creatividad y las personas, el arte es la forma de expresar la identidad de la marca y un disparador de la creatividad.

Algunos estudios enfatizan que la presencia del arte, no solo inspira, sino que también reduce el stress, y mejora la calidad de vida dentro de ese espacio.

La aparición del trabajador móvil, provoca que algunas empresas hayan empezado a utilizar el arte como elemento para crear espacios acogedores y lograr q los empleado vuelvan a las oficinas, en lugar de realizar su trabajo fuera de ella.

Muchos especialistas aconsejan, que la instalación de la obra de arte no sea algo improvisado o de último momento, sino ser consensuada con un arquitecto, el cual ha de estudiar la iluminación, el impacto visual y en el caso de esculturas, el peso que impondrá a la estructura del edificio.

Se debe aprovechar el efecto visual que cada obra ofrece, y que estas complemente y enfaticen el estilo y filosofía de la compañía. Por ejemplo si la empresa se dedica a tareas creativas, el arte pop, el abstracto, o la fotografía parecen ser los ideales, por otra parte, si la actividad de la compañía es más conservadora, como inversiones, finanzas o abogacía, los Paisajes, Naturalezas Muertas, y sobre todo firmas reconocidas impresionan más y dan seguridad, en cambio si la actividad está relacionada con la salud, paisajes, marinas y florales, son las que más relajan. Las esculturas aportan la imponencia de lo tridimensional, creando puntos de enfoque y tensión visual, así como delimitando espacios. Otro elemento a tener encuentra dentro de los elementos artísticos, son el mobiliario, muchos elementos hoy forman parte de museos y galerías de arte, por su estética y funcionalidad, pasando a ser clásicos, diseños de Le Corbusier, Mies Van Der Rohe, Marcer Breuer y tantos otros, son hoy piezas muy valoradas y que jerarquizan cualquier espacio.

Las encuestas de 2013 del “International Arts Consultants” y el “British Concil for Office” llegaron a estas conclusiones:
·         El arte  posibilita la posibilidad de un espacio de trabajo más agradable
·         Las obras de arte provocan una respuesta de la gente y la presencia de estas en su lugar de trabajo, mejora el ánimo, da una sensación de identificación con la empresa y que sea un lugar más agradable para personal, clientes y proveedores.
·         Estimula la creatividad
·         Ayuda a comunicar la imagen de la marca
·         Las obras de arte ofrecen una manera sutil de transmitir la imagen y valorares de la compañía
·         Crear y recrear espacios
·         Con la llegada del concepto de espacio abierto, la ubicación de la obra puede generar situaciones espaciales, muy interesantes
·         Inversión a largo plazo
 
Como se decía más arriba, los nuevos esquemas de planta abierta, la importancia que ha adquirido el espacio de descanso y reunión y la flexibilidad laboral, han creado una interesante oportunidad de incorporar arte en el espacio de trabajo que tanto empresas como profesionales de la arquitectura estamos aprovechando.
 
*Arquitecto y Socio Director Grupo Gekko.
     

Tags: Palabra Autorizada Daniel Adelsky Arte Empresas