Suscribir Newsletter Facebook Twitter



16°C
Capital Federal
Sábado, 25 de Noviembre de 2017

Divertite innovando

Por Alejandro Rabino, CEO NetSpot.

Alejandro Rabino
Alejandro Rabino

Algunas veces probablemente te preguntarás cómo es que logran esas empresas líderes tener ideas tan creativas y/o soluciones tan prácticas. Sí, claro, te imaginas cientos de personas pensando y resolviendo, pero no siempre es así y, aunque usted no lo crea, las herramientas para hacer algo similar están al alcance de tus manos. Hoy te voy a contar cómo podés encaminar tu emprendimiento de la misma manera que lo hacen las grandes empresas: utilizando Design Thinking.

Lo primero que tenés que hacer es escribir una lista de problemas que tenés en la cabeza y encarar primero por la que más te preocupa. Teniendo esa “problemática” identificada vamos a empezar a trabajar inmediatamente sobre la solución.

En el proceso de Design Thinking contemplamos 5 etapas:

Etapa uno. Junta a un grupo de personas dentro de tu organización, que quieran participar de esta aventura que vamos a denominar “workshop”. Si sos un emprendedor y estás recién arrancando, juntate con un grupo de amigos que quieran ayudarte.

Etapa dos (20 minutos). Identifica cuál es el público que está afectado por esa problemática. Armen entre todos una “Persona” (o varias) identificando género, edad, si es profesional o no, ingresos (si aplica), gustos personales, qué hace en su vida. Deberían sentir como si conocieran a esa persona que están creando, y que concuerda con la idea que tienen de ese público afectado. Es importante hacer un dibujo de esta “persona” para poder identificarlo fácilmente. Recuerden que esta “persona” es ficticia, es para tener como referencia a su público y para poder entender si aplican las soluciones que daremos más adelante. Obvio, que no todas las personas del público son iguales, no es una persona que existe, sino que es una persona que representa a todas esas personas. Estamos “jugando”.

Etapa tres (30 minutos). Ahora llegó el momento de tirar ideas para la solución a la problemática que seleccionamos para trabajar. En todo momento es re super importante aceptar cualquier idea, por más loca que suene. La idea es dejar fluir y no tener vergüenza en tirar una idea tonta! (a veces, las mejores ideas surgen de una idea super alocada o simple!!)

Prepara el lugar anticipadamente: colgá en la pared un papel tipo cartulina o los que se usan para envolver (esos que vienen en rollos grandes). Podés probar poniendo 2 metros de largo, y que cada integrante tenga un block de stickies (post it) y un marcador. Ahora, a arrancar con la primer pregunta, que es el disparador. “Cómo podríamos [problema xx]?” y alentá a todos para que escriban ideas. Una idea por stickie. Cada uno cuenta la idea, escribe en una o dos palabras idea en el sticky, y lo pega en el papel que colgaron. Al cabo de 30 minutos, deberían de tener +/-100 ideas (es increíble la capacidad que tenemos los humanos para generar ideas cuando estamos en búsquedas conjuntas!!!).

Ahora, a agrupar las ideas que se relacionen entre sí. Una vez separadas por grupos identificar tres (una ok, una buena, una genial) de cada grupo. Luego, de esa selección repetir el proceso de selección. De esta manera nos debería quedar una idea seleccionada para pasar a la siguiente etapa.

Etapa cuatro (40 minutos). A prototipar tu posible solución! Para esta etapa vas a necesitar papel, tijeras, cola vinílica , cinta de pegar, hilo, recortes de revistas, (tipo bricollage…). Con estos elementos vamos a armar nuestro prototipo., Esta es la etapa en la que más nos divertimos en la agencia. Si son varios, está bueno armar grupos de al menos tres personas, y que cada grupo haga su versión de cómo se imagina la solución, sin importar si es un servicio o un producto. Para esta tarea también asignamos 30 a 40 minutos. Lo más importante a tener en cuenta es hacer este prototipo rudimentario (no se pongan detallistas), porque es simplemente para poder probar la idea. Valen dibujos, papeles recortados, vasitos estrujados, cartulinas hechas bollito, etc.

Etapa cinco. Una vez concluido el tiempo viene el momento esperado de que cada grupo muestre al resto su idea. En esta etapa el storytelling cuenta un rol muy importante, ya que si cuentan con detalle y convicción la historia (problema + solución) seguramente el prototipo tendrá mayor aceptación. Mientras se cuenta la historia se va probando el prototipo. Luego, se permite a los integrantes de los otros grupos a que lo prueben y hagan preguntas. Siempre jugando el rol de las “persona” que creamos al principio, de esta manera vamos a poder probar si nuestro prototipo funciona. Si vemos que nuestro prototipo tiene falencias, es importante entender cuáles son y volver hacia atrás para modificarlo, y darse permiso también para descartar la idea si no funciona, tomar otra idea o hacer un nuevo brainstorming para generar un nuevo prototipo.

Lo importante de este ejercicio es no temer a que la idea o prototipo fracase. Todo lo contrario, cuanto antes fracase, antes podemos encontrarle solución hasta que, en algún momento, obtenemos un producto o servicio definido. Con esto ya estamos listos para ponernos a ejecutar la solución a esa problemática que escribiste inicialmente. Y esta vez, el prototipo se convierte en realidad para ponerla en práctica.


*NetSpot (www.netspot.com.ar) es una agencia de comunicación que aplica Design Thinking como base para encontrar soluciones vinculadas a la comunicación, marketing, producción. Alejandro Rabino, CEO, nos cuenta que su diferencial es centrarse en las personas, fusionando consultoría, diseño y comunicación en una misma estrategia.
NetSpot (link www.netspot.com.ar) funciona en Buenos Aires hace más de 10 años y ayuda tanto en comunicación externa como interna a empresas (principalmente internacionales). Alejandro Rabino, CEO de NetSpot, se especializó en el Design Thinking en Stanford University y nos cuenta hoy, de una manera súper sencilla y entretenida, el proceso de Design Thinking aplicado a lo que se te ocurra.

     

Tags: Alejandro Rabino Design Thinking NetSpot empresas herramientas emprendimiento