Suscribir Newsletter Facebook Twitter



7°C
Capital Federal
Viernes, 22 de Setiembre de 2017

Daño colateral

By Mariano A. D’Anna Presidente Retail Publishing S.A.

Mariano A. D’Anna
Mariano A. D’Anna

Editorial

El daño colateral es inevitable, como dijimos en ocasiones anteriores cualquier acto genera consecuencias -a corto, mediano o largo plazo- y habrá que medir el alcance de éstas para determinar si un plan es viable y en qué medida. Mientras los daños, o las pérdidas, sean menores a las ganancias y el objetivo final sea alcanzado todo parece marchar bien. Pero claro, muchos sueñan con un país próspero y muy pocos están dispuestos a bancarse los coletazos de las primeras -e impostergables- decisiones políticas y económicas.

Es difícil pensar en un paraíso cuando la herencia es pesada, inflación desmedida con cifras ocultas por mucho tiempo, estancamiento del consumo, trabas a las exportaciones. Forzosamente todo esto deriva en consecuencias no deseadas a corto plazo pero que sin dudas son necesarias para volver a tener el protagonismo perdido y la tan ansiada competitividad. El escenario puede parecer sombrío hoy, pero de acá a unos meses confiamos en que la foto del país sea otra. Hay que tener la habilidad de mirar más allá y la capacidad de pasar esta tormenta sin sobresaltos.

En el camino habrá que tomar decisiones importantes, aun cuando el costo sea más alto del previsto. No se trata de desprenderse de todo lo viejo ni de cambiar por completo medidas que han sido positivas, como las adoptadas por el anterior Gobierno Nacional tendientes a reactivar el consumo. Precios Cuidados, Ahora 12 y Su beneficio -el uso de la tarjeta SUBE para obtener descuentos- contaron con la aprobación de las cámaras y asociaciones que nuclean a las pequeñas y medianas empresas, y sirvieron para que los comerciantes incrementen sus ventas y los ciudadanos cuiden su bolsillo.

Los cambios son buenos cuando suponen una mejora para todos, o al menos para la mayoría. Insistimos en que las tareas para ser valoradas deben medirse al final, serán sus resultados los que determinen el éxito o el fracaso de un proyecto. 

     

Tags: Daño colateral Mariano A. D’Anna Retail Publishing S.A. Editorial Análisis Opinión medidas economía política