Suscribir Newsletter Facebook Twitter



16°C
Capital Federal
Viernes, 20 de Octubre de 2017

¡Atenti! Nuevos derechos de imagen

Por Alberto Berton Moreno Jr.

Hasta la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial (CCC), el derecho sobre la imagen estaba regulado por dos normas: el Art. 31 de la Ley 11.723, que regulaba la explotación económica, y el Art. 1071 bis que protegía el derecho a la intimidad. Con el CCC hay algunos nuevos matices que hay que tener en cuenta. Por eso, todo jugador/a del mundo del sport-business, debe tener presente lo siguiente:

Ø  El art. 31 de la Ley 11.723 hablaba de “retrato fotográfico”. La jurisprudencia –con apoyo total y sin fisuras de la doctrina- lo interpretó como un sinónimo de la idea más comprensiva de “imagen”. Hoy, el Art. 52 del CCC  define el derecho sobre la imagen en base a la captación y reproducción de la “imagen o la voz de una persona, de cualquier modo que se haga”. El nuevo texto tiene como ventaja mayor claridad sin perder la amplitud conceptual que se había ganado en los fallos y la doctrina.
Ø  Se mantiene el esquema de separación entre los derechos sobre la imagen y la protección de la imagen en el contexto de la protección a la intimidad.  Sin embargo, ahora se presenta con una articulación más sutil porque se refuerza la idea del derecho a la imagen como un derecho personalísimo. Por esta razón, la protección que se brinda ante situaciones de lesión a la imagen es ahora más potente y se habilita la posibilidad de “reclamar la prevención y reparación de los daños sufridos” (Art. 52).
Ø  La protección de la imagen queda asociada a la de la reputación y la honra (Art.52). El valor de la imagen está asociado al valor de la reputación de su dueño. Por lo tanto, este mayor énfasis para la protección del conjunto imagen-reputación-honra es importante para el mundo del negocio deportivo.
Ø  Hay que tener presente que la tensión entre el derecho individual de una persona sobre su imagen y el derecho colectivo y de interés social a informar se mantiene: el Art. 53 permite la captación y reproducción de la imagen y de la voz sin necesidad de consentimiento previo cuando “se trate del ejercicio regular del derecho de informar sobre acontecimientos de interés general”.
Ø  El derecho a informar no es ilimitado ni impune: el Art. 1770 CCC habilita acciones contra todo aquel “…que arbitrariamente se entromete en la vida ajena y publica retratos, difunde correspondencia, mortifica a otros en sus costumbres o sentimientos, o perturba de cualquier modo su intimidad”. El titular de los derechos sobre la imagen puede pedir el cese de estas intromisiones y el resarcimiento de los daños si los hubiere.
Ø  En principio, rige la plena libertad para la disposición de los derechos de imagen, siempre que esto no implique un acto contrario a la ley, la moral y las buenas costumbres.
Ø  En el Art. 53 del CCC, se hace una referencia genérica a “los herederos” y se incorpora a “el designado por el causante en una disposición de última voluntad”. En buen criollo: los derechos de imagen pueden ser objeto de legado. ¿Cuándo ya no es necesario obtener el consentimiento de la persona (o sus herederos, legatarios o cesionarios) para la publicación del retrato? El CCC –y siempre dentro de esta filosofía de elevar el rango de consideración del derecho sobre la imagen- hace un giro sutil  y establece que “Pasados veinte años desde la muerte, la reproducción no ofensiva es libre”. No existe una libertad absoluta de reproducción porque el nuevo régimen sujeta esta publicación a que “no sea ofensiva”.
Resta analizar cómo se reacomodan estos conceptos en los contratos que involucran derechos de imagen, tanto vigentes como futuros. Mientras tanto, ante la duda, consulte a su abogado.
 
* Socio estudio jurídico Berton Moreno & Asociados.
     

Tags: Palabra Autorizada Berton Moreno & Asociados Sportbusiness Código Civil y Comercial Alberto Berton Moreno Jr.