Suscribir Newsletter Facebook Twitter



20°C
Capital Federal
Martes, 17 de Octubre de 2017

Arquitectura de Inclusión

Por Daniel Adelsky

Daniel Adelsky, nuestro experto en arquitectura
Daniel Adelsky, nuestro experto en arquitectura

La discapacidad surge cuando el diseño no contempla las distintas situaciones de salud de la gente, con relación a sus funciones corporales y cognitivas, sean estas permanentes o temporales. Teniendo esto como premisa, surge que la accesibilidad es el grado de facilidad de alguien para usar algo, visitar un sitio, o acceder a un servicio, esto es fundamental para la integración de todos a la vida diaria. La accesibilidad edilicia, es la posibilidad que posibilita llegar, entrar, realizar una actividad y salir, básico, pero también elemental diría Sherlock, si su edificio esta precedido por escalinatas y no tiene una rampa, alguien con dificultades motrices no es que no va a poder entrar, ni siquiera va a poder llegar. ¿Se entiende?

Las oficinas son no solo un lugar de trabajo, son también donde se presta un servicio, por lo cual no solo ha de contemplarse al personal, sino además a quien es nuestro medio de sustento… El cliente.
Cuestiones a considerar incluyen las circulaciones, tanto horizontales como verticales, sanitarios, instalaciones, servicios y accesos. Temas más específicos como terminaciones, equipamiento, iluminación, maniobrabilidad son pautas básicas a- tener en cuenta. Veamos algunas más en detalle:
 
ACCESOS: Deben no tener obstáculos, las diferencias de nivel han de ser salvadas con rampas de suave pendiente, los controles de acceso deben estar colocados entre 0.90m y 1.20m
CIRCULACION HORIZONTAL: Deben como 1* medida comprobarse los anchos de paso, el modulo a utilizarse es la silla de ruedas, controlar la inexistencia de obstáculos, los recorridos han de ser de fácil localización y estar correctamente señalizados. Las personas deben tener la posibilidad de acceder a todas las áreas por sus medios.
CIRCULACION VERTICAL: Los ascensores deben ser accesibles, tanto en lo referido a cabinas como a puertas y sistemas de apertura y control. Las escaleras en lo posibles han de ser rectas, y teniendo especial cuidado en el solado a utilizar y la iluminación. Ante la imposibilidad de tener ascensor o rampa las plataformas elevadoras son una alternativa más que viable.
SOLADOS: La introducción de variantes de color o textura en lugares de desniveles, permite alertar a las personas de su existencia. Elementos antideslizantes son siempre de utilidad y seguridad.
PUERTAS: Un cambio de textura ante las puertas, servida de alerta a quien tenga dificultades visuales. De ser de vidrio, el ideal es bandas de color adheridas en alturas distintas. Las automáticas deben tener una velocidad q permita el ingreso y egreso de las personas, así como un sonido q alerte su apertura o cierre.
EQUIPAMIENTO: Cuando se diseña el mobiliario de recepción o escritorios de atención al público, ha de considerarse la adaptabilidad al uso por parte de todas las personas, teniendo en cuenta altura de trabajo y espacios de aproximación. Las sillas han de ser ajustables, independientemente de la contextura, permitiendo apoyar los pies en forma plana en el suelo y acomodar el ángulo del respaldo y apoyabrazos. Debe permitir los movimientos tanto de la persona sana como de aquellas con limitaciones. Las cajoneras han de tener ruedas para ubicarlas de la manera más cómoda para el usuario, con profundidad máxima de 50cm. Los archivos móviles o deslizantes implican menor esfuerzo, así como los abiertos resultan mas accesibles que los cerrados
ILUMINACION: El nivel óptimo es entre 300 y 500 lux, complementada con iluminación de manejo individual, ya que cada uno tiene necesidades distintas, los mayores necesitan más iluminación que los jóvenes por ejemplo.
SANITARIOS: Lo ideal sería un ambiente único individual, para ambos sexos, con acceso independiente, y su diseño ha de estar regido por normas vigente.
SEÑALIZACION: Las señales y avisos han de contar con igual información en escritura Braile (esto incluye botones de ascensor). Los contraste de color entre fondo e información han de ser del 70%, deberían estar a una altura entre 0.80m y 1m, para la lectura de todos, incluyendo usuarios de silla de ruedas
SISTEMA DE EMERGENCIA: Las alarmas deben ser auditiva, visual y táctil, para poder ser percibidas por todos, y las rutas de escapes estar claramente señalizadas. El desafío no es diseñar lugares “especiales”, lo cual también es una manera de discriminar, sino integrar a todos los usuarios, mas alla de su condición física.
 
*Arquitecto y Socio Director Grupo Gekko.
     

Tags: Arquitectura Daniel Adelsky Inclusión Palabra Autorizada