Suscribir Newsletter Facebook Twitter



27°C
Capital Federal
Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Una historia bien dulce

Dalí, un genio detrás del logo
Dalí, un genio detrás del logo

La marca Chupa Chups es originaria de España y aún al día de hoy es difícil conseguirla en nuestro país, pero sin duda muchas marcas nacionales no pueden negar la “inspiración” que este símbolo de las golosinas les brindó. Muchos incluso pueden recordar al mítico jugador y entrenador holandés Johan Cruyff, con el clásico chupetín en su boca mientras dirigía al Barcelona hacia mediados de los 90´s.

Todo comenzó en 1957, cuando a Enric Bernat se le ocurrió ponerle un palo a un caramelo; inspirándose al ver cómo los niños tenían por costumbre sacárselo de la boca con la mano, manchándose o cayéndose la golosina al suelo. Así su creador, empresario catalán del sector de la confitería, introducía en el mercado el primer caramelo con palo, lo que causó una auténtica revolución. Hasta la fecha, no existía un caramelo pensado exclusivamente para los más pequeños.

Para 1958 ya había comenzado a comercializarse, en un principio bajo el nombre de “Chups”. Recién recibiría su bautismo completo luego de una campaña radial, donde el slogan que se reiteraba una y otra vez decía “chupa Chups”.

A partir de allí su popularidad fue creciendo sin parar, al punto que para la primera década de vida, le encargaron el rediseño de su logo a un ya muy conocido artista de la península ibérica. Salvador Dalí era su nombre.       

Dalí fue el creador del conocido fondo a la marca, en forma de margarita. El trabajo no le llevó más de una hora, y recibió por él una cifra millonaria. Además, el pintor surrealista introdujo varias mejoras que influirían notablemente en el reconocimiento del producto: como fue el emplazamiento del logo en la parte superior, tal como lo conocemos hoy en día, favoreciendo así su visibilidad y aportando una personalidad propia a este singular caramelo. Ese sería el puntapié para una no tan futura comercialización internacional.

Para 1977 ya había empezado a ser comercializado en Japón, aunque recién para 1993 llegaría a China. Otro hito en su comercialización fue en 1991, cuando se inauguró su fábrica de Chupa Chups en Rusia, un producto que enseguida obtuvo un gran éxito comercial, hasta el punto de que en 1997 el mismísimo Rey Juan Carlos viajó hasta Moscú para celebrar las 1.000 millones de unidades fabricadas en este país. De la mano de este hecho llegó un honor extraño para el mundo de las golosinas, cuando en 1995 se convirtió en el primer caramelo con palo consumido en el espacio exterior, solicitado por los propios astronautas de la estación MIR.

En la actualidad, los Chupa Chups se consiguen en los cinco continentes, en un total de 108 países. Su producción diaria es de 12 millones de unidades, lo que se traduce en unas 17.000 toneladas anuales de estos simpáticos caramelos.

En 2008 Chupa Chups celebraba su 50 aniversario con un concierto de MTV en la ciudad de Barcelona con grupos y artistas como Angy, Pignoise, Katy Perry, The RasmusDaniel Powter y presentado por las estrellas de la cadena MTV Carolina Di Domenico y Johann Wald.

 
Rodrigo San Miguel
@RodrigoSanMigue
Dbiz.today

 
     

Tags: Historia de Marca Chupa Chups Salvador Dalí Johann Cruyff