Suscribir Newsletter Facebook Twitter



16°C
Capital Federal
Viernes, 20 de Octubre de 2017

Un nuevo síndrome en diversas patologías

El Síndrome de Sensibilidad Central (SSC) fue uno de los principales temas del Foro 2015 de Dolor y Sistema Nervioso Central.
El Síndrome de Sensibilidad Central (SSC) fue uno de los principales temas del Foro 2015 de Dolor y Sistema Nervioso Central.

Un nuevo síndrome recientemente identificado agrupa a un conjunto de enfermedades como la fibromialgia, la fatiga crónica, colon irritable, dolor miofacial, dismenorrea, cistitis intersticial e hipersensibilidad química múltiple, entre otras. El denominado Síndrome de Sensibilidad Central (SSC) fue uno de los principales temas del Foro 2015 de Dolor y Sistema Nervioso Central llevado a cabo recientemente en Buenos Aires y organizado por el laboratorio Pfizer, y del que participaron destacados especialistas internacionales.

Hasta el presente, se conocía que todo este grupo de enfermedades de distinto origen compartían determinadas características, con síntomas comunes como dolor, cansancio, insomnio, desánimo y dificultad para concentrarse, y que presentaban una mayor prevalencia en el sexo femenino, pero se desconocía qué mecanismos tenían en común.
 
Recientemente Muhammad Yunus, profesor de medicina de la sección Reumatología de la Universidad de Illinois, Estados Unidos, sumó trabajos en los que se corroboraba -mediante estudios de neuroimágenes- que todas ellas presentaban una ampliación en la zona de recepción del dolor en el cerebro, y las agrupó bajo el nombre de Síndrome de Sensibilidad Central, manifestó la doctoraAndrea Márquez López Mato, médica psiquiatra y especialista en medicina del dolor, y directora del Instituto de Psiquiatría Biológica Integral (IPBI). Ambos participaron del encuentro científico.
 
Paralelamente, estas patologías como todas las enfermedades crónicas, activan patrones inflamatorios que producen depresión, por lo que muchas veces se presentan también depresiones secundarias a la enfermedad. En la misma medida, los cuadros de depresión pueden generar dolor en sí mismos, y esto se debe a que por la acción de las citoquinas proinflamatorias, promueven una disminución en los niveles de ciertos receptores cerebrales como la serotonina, la noradrenalina y la dopamina.
 
El origen del SSC incluye desde factores genéticos hasta traumas físicos, estímulos periféricos, trastornos del sueño, estrés y eventos adversos sufridos en edad temprana. Aunque también puede manifestarse como síntoma secundario a otras enfermedades estructurales como la artritis reumatoidea, la osteoartritis, el lupus sistémico, el trauma postquirúrgico, infecciones (por HIV y otras), pancreatitis crónica, síndrome de dolor regional complejo, neuropatías, o por el consumo abusivo de drogas, como por ejemplo de morfina.
 
“Mediante la realización de pruebas cognitivas, pudo establecerse también que casi todas estas enfermedades pertenecen a lo que se denomina ‘Neblina Cognitiva’, que hace que los pacientes presenten un rendimiento intelectual más lento o limitado. Muchas veces la variedad e inespecificidad de los síntomas genera que los familiares y los propios médicos subestimen al paciente, y no le den la entidad que tiene su afección”, remarcó la doctora Márquez López Mato.
 
En cuanto al tratamiento, todas las patologías comprendidas en el SSC presentan poca o nula respuesta a los analgésicos comunes e inclusive a la morfina, y la mayoría de las veces responden a los psicofármacos, que son aquellos medicamentos que trabajan sobre el Sistema Nervioso Central como los antidepresivos y los anticonvulsivos.
 
Para el doctor Yunus, quien participó en Buenos Aires como invitado del Foro del Dolor y SNC organizado por Pfizer, el tratamiento del síndrome de sensibilidad central consiste en mitigar el estímulo periférico (por ejemplo, la artritis), indicar aquellos medicamentos que actúan a nivel central, como por ejemplo los antidepresivos tricíclicos (inhibidores de serotonina y norepinefrina) y controlar los métodos de tratamiento, como la terapia de comportamiento cognitivo.
 
“Estos pacientes suelen ver muy disminuida su calidad de vida, enfrentando problemas en sus actividades laborales y en sus estudios, y hasta en las propias relaciones sociales y familiares. Además, generalmente deambulan por diversos consultorios antes de llegar a un diagnóstico preciso sobre su afección, ya que recién en los últimos años se las tomó como enfermedades ‘reales’ y se dejó de considerarlas como un invento de los propios pacientes”, destacó la especialista.
 
“Los profesionales que más ven este conjunto de patologías que integran el Síndrome de Sensibilidad Central, además de los clínicos y médicos de familia, suelen ser los reumatólogos, los traumatólogos, los anestesistas y los psiquiatras, sobre todo aquellos psiquiatras especializados en el tratamiento de estas afecciones caracterizadas por el dolor y que se detectan mediante estudios de neuroimágenes”, concluyó la doctora Márquez López Mato.
 
Pedro Caamaño Rial / @PeterPrensa
     

Tags: Laboratorio Pfizer Pfizer Foro 2015 de Dolor y Sistema Nervioso Central Síndrome de Sensibilidad Central Muhammad Yunus Andrea Márquez López Mato Oribe Comunicaciones