Suscribir Newsletter Facebook Twitter



21°C
Capital Federal
Viernes, 15 de Diciembre de 2017

Ugi´s, el Domino´s argentino

Ugi´s, casi un símbolo porteño
Ugi´s, casi un símbolo porteño

En CNN leí hoy los sorprendentes números de Domino´s Pizza en los EEUU. Una frase de un analista de la propia cadena lo dice todo: “Domino's está haciendo un buen trabajo al rehacerse a sí misma como una opción no tan pésima de pizza”. Honestidad brutal que le dicen, pero necesaria a la hora de reinventarse.

Domino´s es una cadena de pizzerías caracterizada por sus bajos precios al tiempo que suele ofrecer una calidad bastante baja. Sin embargo, sus ventas se dispararon 11%, registrando además un alza de 40% en sus acciones.

Nunca probé la pizza de Domino´s, pero como muchos de nosotros, sí probé la muzza de Ugi´s, y la pregunta se me hizo ineludible: ¿por qué se come tanto? Obvio también me hice la otra gran pregunta: ¿Se dice Ugi´s o Ugui´s? pero eso lo dejaremos para más adelante.

Ugi´s tiene mucho de Carlos Sául I de Anillaco, nadie admite haberlo votado, pero nos gobernó una década entero. Todos, y me refiero TODOS, alguna vez comimos ese círculo de masa finita y escaso queso. Hoy, por 45 pesitos podés comprarte una pizza entera en cualquiera de los locales que la cadena tiene por toda Capital Federal. Por esos mismos pesos en una pizzería de las tradicionales, apenas podrás comprar 3 porciones, sin bebida, claro está.

Todos conocemos el famoso índice Big Mac, que mide las economías siguiendo el precio de la hamburguesa ícono de McDonald´s. Sería interesante hacer la misma medición a partir de la pizza de Ugi´s. No hace falta sacar la calculadora para comparar el precio actual con los 4,50 pesos que costaba en los 90´s. Y aun hoy en día, muchos ceros de inflación después, sigue siendo una opción de almuerzo tentadora para los bolsillos flacos.

Pero mirando tanto a Domino´s como a Ugi´s, uno se pregunta, ¿cuál es el secreto de su éxito?

Más allá de los precios, una propuesta clara y concisa. La lista de precios -impresa en papel Legal, en blanco y negro- tiene pocos ítems: pizza grande, cuarto de pizza, gaseosa. Palo y a la bolsa. El otro factor clave es la reducción de costos al máximo. Si la pizza es para llevar, se cobra la caja; la bebida solo se sirve con sorbete, evitando gastos en vasos y en su posterior limpieza. Los locales además, suelen ser feudos de un solo comisario. Un lord Todopoderoso que te cobra, amasa, pone queso, entra y saca del horno la preparación y además suele tener esa virtud de tachero de saber escuchar las historias del día de cada comensal. ¿Gastos en RRHH? Poco y nada.

Obviamente se podría ahondar más en la historia de la cadena, y revisar las declaraciones de la familia Solís, propietaria de la firma. Que fabrican su propio queso, que buscan ganancias bajas pero constantes, y mucho más. Pero la imagen es lo vale.

Técnicamente, nació en la década de 1980, funcionó en Suipacha y Rivadavia, llegando hoy a unos 50 locales en la ciudad de Buenos Aires que despachan unas 250 pizzas diarias cada uno. Hacé la cuenta: unas 12.500 pizzas al día. Perol olvídate de los números.

Estudié semiología mucho tiempo y el factor principal según esta ciencia es el símbolo, lo que rige nuestro comportamiento. En este campo Charles Peirce rompió con la concepción dualista de Ferdinand de Saussure asegurando que los signos no son sólo lo que está en nuestro discurso en lugar de las cosas, sino que signo es «lo que al conocerlo nos hace conocer algo más». ¿Y qué cosa nos hace conocer los costumbrismos porteños del siglo XXI que una pizza de Ugi´s?

Así como Peirce habla del signo compuesto por Signo/Objeto/Interpretante, esta peculiar pizza, además de harina, tomate y queso, es una combinación del plato en sí (la pizza), el modo de prepararlo (rápido y barato) y el modo de consumirlo, conformando un concepto en sí mismo. Uno no pide una pizza Ugi´s el domingo a la noche para ver una película. Come un cuarto de pizza (no se vende por porción) de parado y a las apuradas.

En los EEUU, Domino´s apuntaló su imagen de “pizza rápida”. Donde uno quiera, la cajita con la ficha de dominó azul y roja llega rauda y veloz.

Ugi´s mantiene una política de no entregar a domicilio, pero uno nunca espera más de 5 minutos por su pizza. Y el rojo y blanco de sus cajas también se volvió un distintivo, sumado a dos leyendas históricas que decoran el envase: “Siempre imitada, nunca igualada” y el extraordinario “No a la droga, sí a la pizza”.

Me admito seguidor incorregible de Las Cuartetas, pondero a la Meseta como la mejor fugazzetta de Buenos Aires y El Fortín siempre tiene un lugar en mi corazón; pero cada vez que paso de apuro por un local de Ugi´s y el bolsillo está flaco, sé que un ¼ de pizza me estará esperando, con poco queso pero con mucha mística.
 
Rodrigo San Miguel
@RodrigoSanMigue
dbiz.today
     

Tags: Rodrigo San Miguel Pizza Domino´s Ugi´s