Suscribir Newsletter Facebook Twitter



11°C
Capital Federal
Miércoles, 26 de Abril de 2017

Siempre afilado

Línea de producción de TVs en 1953
Línea de producción de TVs en 1953

La historia de la empresa tecnológica Sharp se remonta hace un siglo atrás, cuando en 1912 Tokuji Hayakawa fundó un taller de metales en Tokio. Su primer invento fue un broche de hebilla llamado 'Tokubijo'. Pero luego comenzó una serie de inventos y desarrollos que fueron derivando los destinos de la compañía hasta convertirla en todo un símbolo de la tecnología japonesa.

El primer y más importante de todos los inventos de Hayakawa fue un simple lápiz, que tenía la particularidad de tener siempre punta, de estar siempre afilado. El producto nació en 1915 y fue bautizado Ever-Sharp Mechanical Pencil. De la segunda palabra se tomó el nombre que definió a la empresa desde entonces.

El fundador de Sharp no pudo reconstruir la planta de lápices Sharp con punta eterna tras el Gran terremoto de Kanto, pero con la ayuda de tres empleados, reconstruyó su vida y su negocio. Para ello, se mudó a Osaka. Una vez instalado allí, comenzó a diseñar los primeros sistemas de radio japoneses, que salieron a la venta en 1925, con las primeras transmisiones de radio en Japón.

Los aparatos de radio de la empresa al principio se denominaron sencillamente "radios a galena", pero pronto se les cambió el nombre por el de "radios Sharp". Como la demanda superaba la oferta, se desarrollaron cuatro tipos de radios, incluido un modelo de gama alta con un precio de 7,50 yenes. La producción sobrepasó las 10.000 unidades en un mes. El nombre Sharp fue reconocido inmediatamente a nivel nacional como el pionero de la época de la retransmisión por radio.

En 1926, la radio de la empresa pasó a denominarse "Sharp Dyne". Se abrió otra oficina de ventas en Tokio y empezó la exportación de piezas de radio a China, el Sudeste Asiático, la India, Sudamérica y otras zonas. Para promocionar las ventas en China, Tokuji Hayakawa organizó ferias de muestras dedicadas a la radio por todo el país y una en Shanghái.

El crecimiento de Sharp como potencia en radiofonía, y el de todo Japón, fue frenado en seco por la Segunda Guerra Mundial y la destrucción que trajo consigo. Pero el resurgimiento, si bien lento, llegó con un nuevo y revolucionario aparato: la televisión.

En enero de 1953, el modelo TV3-14T de Sharp se convirtió en el primer televisor producido comercialmente en Japón. Su precio era de 175.000 yenes (en ese momento, el salario mínimo de un funcionario con estudios secundarios era de 5.400 yenes al mes). Con el fin de mejorar ese precio, que dejaba al nuevo invento solo para unos pocos elegidos, Sharp buscó lograr la producción en masa de televisores, impartiendo cursos intensivos para formar a sus ingenieros y distribuidores rápidamente en la nueva tecnología de la televisión.

A partir de allí el crecimiento de la compañía fue similar al de la mayoría de las empresas tecnológicas japonesas, comenzando a ver recién con el nuevo siglo ciertos nubarrones. Nubarrones que continúan hasta el día de hoy, con Sharp debatiéndose entre los nuevos monstruos del sector, como Apple o Samsung y buscando adecuarse a las nuevas modas.

 
Rodrigo San Miguel
@RodrigoSanMigue
Dbiz.today
     

Tags: Historia de marcas Sharp Japón Tecno