Suscribir Newsletter Facebook Twitter



20°C
Capital Federal
Jueves, 20 de Julio de 2017

Mauri, Carlitos, Pipita, la pasión, la gestión y quién será el del pestañeo

By Claudio Destéfano

Pasión y Gestión
Pasión y Gestión

Hoy decidí opinar. Leyendo la columna de Joaquín Morales Sola sobre Macri en La Nación de ayer, me saltó la imagen de que otro más (y van…) no parece profeta en su propia tierra.

Afuera nos guiñan el ojo, y acá los ruidos de cacerolas superan a los aplausos.

Justo se me ocurre pensar eso el mismo día que se veían camisetas de Higuain destruidas por hinchas napolitanos tras conocer su traspaso a la Juventus.

Si no me confundí con su hermano que jugaba en Chicago, es el mismo Higuain de las “memes” de las que nos reímos ni bien terminó la Copa América hace apenas un mes. Esa imagen de camisetas rotas obliga remontarse al tiempo en que un camión del Manliba de Manchester se llenaba de camisetas con el número 32 de Carlos Tévez tanto rojas (del United) como celestes (del City).

Paradójicamente, Juventus es el mismo club que descubrió algo que otros no vieron en el Pipita y Carlitos.

Vieron algo distinto en ellos, como vieron algo en la Argentina celebrities como Warren BuffetBill GatesRupert Murdoch o Angela Merkel, según dijo Morales Sola en su columna ayer, o como te dicen a vos todos los que conoces que están más allá de la frontera, e incluso algunos que abren y cierran tranqueras más allá de la General Paz, que hoy te los cruzás con boinas y bombachas de campo en tiempos de la Ganadera en La Rural.

Hay algo en común entre las remeras amarillas del PRO o multicolores de CAMBIEMOS que algunos amagan tirar al recibir las boletas del gas y las camisetas que fueron a la basura de Carlitos en su momento, y del Pipita ahora.

La respuesta, vaya paradoja, podríamos encontrarla en el título del libro que el mismo Macri escribió junto con el ahora ministro de modernización Andrés Ibarra y el prestigioso consultor Alberto Ballvé, el mismo que escribió el Caso Boca en Harvard

"Pasión y Gestión" es el título de ese libro de Editorial Aguilar que, como fanático xeneize, escritor de la casa y conocedor de los tres autores, tuve el honor de presentar una tarde. 

Muchas veces se contrapone la urgencia que usualmente genera la pasión con la paciencia que requiere la gestión. Y si gestión rima con gestación, aunque quisiéramos apurarlo, un hijo se gesta en nueve meses desde que germina la semillita. No menos.

Macri, a la altura del sietemesino, la semana pasada salió a atajar penales en distintos medios acá, mientras que afuera asegura que sigue haciendo goles. Parafraseando a Gabriel Griffa, uno de los creadores de Apertura, “en la Argentina el emprendedor juega de arquero, y afuera juega de nueve”. 

Cuando sale de Ezeiza, habla de salida del default, detonación de DJAIs, fin del cepo y baja en las retenciones. 

Si lo hace de Aeroparque, se tira dardos con Tinelli, te pide que te pongas suéter si estás en remera y en patas, apaga la calefacción central de La Rosada, se hace traer un termotanque solar en Mendoza para darse una ducha, y apura medidas para pasar a LED la luminaria estatal, como te vas a enterar esta semana.

Acá, como emprendedor en la Argentina, se pone los guantes Reusch.

Afuera, como Carlitos en su momento, y el Pipita muy probablemente, intentará devolver con goles los 94 millones de euros de confianza.

Hay algo que los que gestionan de lunes a viernes la Juve (los mismos que concentran su pasión en el fin de semana de partido) ven que los de los siempre pasionales creativos y pícaros de las “memes” no.

Hay algo que los que hablan otros idiomas huelen que los argentos no percibimos.

MacriTévez e Higuaín (si querés sumale a Messi, antes del #volvéLeo) no parecen profetas en su tierra. Los tres, (o los cuatro si sumamos al platinado que todavía tiene la barba que seguro no le gusta a su sponsor Gillette) no sé si leyeron el libro que escribió hace muchos años el por entonces máximo ejecutivo de Pepsi. No se llamaba “Pasión y Gestión” ni hablaba de Boca. Se refería a su batalla con Coca-Cola y le puso un título sugestivo: “El otro tipo pestañeó”.

Claudio Destéfano

     

Tags: Carlos Tévez Mauricio Macri Higuain Juventus datillos® Claudio Destéfano