Suscribir Newsletter Facebook Twitter



20°C
Capital Federal
Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Marketineros y Periodistas, una relación difícil

7 cosas que el Marketing debe saber de su socio: el periodismo.

Una relación difícil pero posible
Una relación difícil pero posible

Los muchachos del sitio español marketingdirecto.com se deben haber preguntado “¿por qué los marketineros y los periodistas no se llevan del todo bien?” y por suerte se les apareció un artículo de Ryan Galloway, periodista y editor de Contently.com. En él, el bueno de Ryan enumera 7 cosas que los especialistas del Marketing debe saber de sus colegas periodistas para que, justamente, puedan ser colegas.

1. Los periodistas no son “copywriters”: Los “copywriters” revisan hasta la extenuación las tareas que les asignan. Los periodistas son, en cambio, mucho menos dados a revisar sus textos. Terminan una tarea y pasan inmediatamente a la siguiente porque así funciona su profesión. Eso no significa que los “marketeros” deban tener miedo de pedir a los periodistas que den una vuelta de tuerca a sus textos, pero deben dejarles muy claro desde el principio cómo deben ser los cambios para evitar (en la medida de lo posible) una segunda revisión.

2. Sea claro con lo que quiere: La mayor parte de revisiones de textos que tanto sacan de quicio a los periodistas se producen porque los “marketeros” no les dejan claro desde el principio lo que quieren. A fin de evitar “rifirrafes” inútiles entre una y otra parte, es conveniente que los “marketeros” pasen antes a los periodistas un “briefing” de lo que desean.
3. Cree con antelación una guía de estilo: Antes de empezar a colaborar con un periodista, es vital que los “marketeros” pongan en sus manos una guía de estilo en la que no deben faltar los siguientes ingredientes:
– Los objetivos que persigue la empresa con su estrategia de marketing de contenidos y cómo va a medir esos objetivos.
– Cuál es el público objetivo de la compañía y cuál es su motivación al leer sus contenidos.
– Cómo es la voz de la compañía y la tonalidad de sus contenidos (formal, conversacional, autoritaria, desenfadada, etc.).
– Los temas que la empresa desea cubrir y cómo quiere que sean cubiertos.
– Temas y términos a evitar.
– Ejemplos de contenidos que el periodista pueda tomar como referencia.
 
4. No se deje llevar por la tacañería: Los “marketeros” reciben a cambio aquello por lo que pagan. Así de simple. A la hora de negociar los honorarios con los periodistas, los “marketeros” deben ser no sólo honestos sino también justos. Eso sí, si se estipula que un periodista va a cobrar X euros por palabra, lo mejor (para evitar sustos en las facturas) es poner un límite a las palabras de sus textos.
5. Sea paciente y dé a los periodistas suficiente margen para hacer un buen trabajo: Muy a menudo los periodistas que terminan formando tándem con los “marketeros” son periodistas freelance con cientos de encargos sobre sus espaldas. Por eso, la mejor opción es que los “marketeros” se preocupen de crear un calendario editorial detallado y que hagan sus encargos a los periodistas con suficiente antelación.
6. Deje que los periodistas firmen el contenido que escriben: Para los periodistas el hecho de poder firmar los artículos que escriben es casi tan importante como cobrar por ellos. No dejar a un periodista firma sus propios contenidos es un error fundamentalmente por tres razones:
– La firma es un poderoso incentivo para los periodistas a la hora de escribir.
– No dejar firmar a los periodistas sus artículos es una suerte de “criptonita” que alejará al mejor talento de su compañía.
– Sin firma el contenido transmite menos fiabilidad.
 
7. Confíe en ellos: Los buenos periodistas se toman su trabajo muy en serio. Se preocupan de encontrar el mejor ángulo y las mejores fuentes a la hora de abordar un tema, transforman lo que tienen entre manos en textos limpios y concisos y saben muy bien lo que se hacen porque las palabras son su materia prima de trabajo.
Rodrigo San Miguel
Bizers
     

Tags: Marketing Periodismo Socios