Suscribir Newsletter Facebook Twitter



19°C
Capital Federal
Domingo, 25 de Junio de 2017

La historia de una marca que no existe

El mejor cliente de ACME
El mejor cliente de ACME

Hoy vamos a contar la historia de una marca seguramente conocida por todos, pero que a la vez nadie consumió nunca. No es una marca fantasma o que se haya extinguido hace siglos. Se trata de una marca que todos hemos visto al menos una vez en la pantalla, especialmente mirando dibujitos animados.

La marca en cuestión es ACME, la favorita por ejemplo del Coyote cada vez que elegía un artilugio distinto que le permitiese eliminar al odioso Correcaminos, dentro del entrañable universo de los Looney Tunes.

En la cultura popular angloparlante, ACME es la sigla que define la frase “A Company that Makes Everything” (una compañía que lo hace todo). Sin embargo, su traducción y significado a la lengua española fue adaptado atribuyéndoles otro significado, "Artículos Con Muchos Errores", culpa que podríamos achacársela al Coyote y sus múltiplos fallos a la hora de atrapar a su archienemigo.

Sin embargo, para descubrir el verdadero origen del nombre de esta marca de ficción, Chuck Jones, creador de las caricaturas que la utilizan, develaba cómo dicha palabra la descubría en su niñez mientras ojeaba las Páginas Amarillas, donde el primer negocio que aparecía utilizaba dichas siglas para describir sus servicios. 

La sigla tiene muchos otros significados previos a las tiras cómicas animadas. El  origen y significado griego de esta palabra proviene de "akme", que quiere decir "el apogeo", “punto más alto” o “pico”, y a menudo solía ser utilizado para referirse a lo mejor de una categoría. Curiosamente, en el sistema jurídico estadounidense es común encontrar estas siglas para hacer referencia a las empresas fantasmas que suelen hacer algún tipo de fraude.

La primera aparición de esta marca ficticia en 1935, en una caricatura de la franquicia Looney Tunes, Buddy, llamada Buddy's Bug Hunt. Luego, sus apariciones se repetían en reiteradas ocasiones en otras series animadas, aunque su popularidad alcanzó punto máximo gracias al "El Coyote y el Correcaminos". Por lo general, los productos ACME solían fallar por la incompetencia de muchos de estos personajes como el propio Coyote o el gato Silvestre, sin embargo funcionaban a la perfección cuando eran utilizados y manejados por seres más inteligentes como Bugs Bunny.

Más recientemente en el tiempo, la aparición de la marca se fue repitiendo casi a manera de homenaje de los antiguos “cartoons”, en diversas películas o series como Ace Ventura, South Park, La Pantera Rosa, Padre de Familia, el Oso Hormiguero o los propios Simpson.

Incluso en el mundo 2.0 del siglo XXI, las redes sociales se han hecho eco de esta marca de leyenda, donde en algunas redes sociales como Facebook, podremos encontrar grupos pintorescos y páginas relacionadas como "Yo También Compre Misiles Marca ACME", "El Coyote debería demandar a la marca ACME" o "CorporacionAcme". No obstante, no existe ninguna página oficial relacionada con dicha marca ficticia.

 
Rodrigo San Miguel
@RodrigoSanMigue
Dbiz.today
     

Tags: Historia de marcas ACME Cartoons Coyote