Suscribir Newsletter Facebook Twitter



21°C
Capital Federal
Lunes, 26 de Junio de 2017

La Historia de Nespresso

George Clooney, elegido embajador de la firma por los socios del club Nespresso.
George Clooney, elegido embajador de la firma por los socios del club Nespresso.

Si tenemos que hacer un brief con la historia del café en cápsulas, sin dudas hay que remitir a dos situaciones específicas y distantes en el tiempo. En primer lugar, la cosa empezó en Italia, a principios del siglo XX. En aquel momento, un tal Luigi Bezzera añadió vapor a presión a su cafetera, frustrado por el tiempo que tardaba cada mañana en prepararse un café. Así, voilá! inventó el espresso (o sea rápido, en italiano).

Aunque sin el amigo Luigi no habría sido posible, el hecho fundacional lo fundamentó Eric Favre, empleado de Nestlé. Este ingeniero entró a trabajar en la empresa hacia 1975, época en la cual el café instantáneo era lo más, ya que las máquinas de espresso, además de caras y lejanas del alcance del gran público, no ofrecían un producto estable y eran difíciles de manejar. Donde estaba el problema, Favre encontró la solución.

En un viaje a Roma, el hombre investigó y descubrió en una cafetería que para que el espresso salga bien, hay que buscar introducir la mayor cantidad de aire en el agua antes que ésta entre en contacto con el café. Gracias Luigi, debe haber pensado.

La solución estaba al alcance de la mano, solo había que conseguir una fórmula que permitiera replicar el proceso, de una forma sencilla y siempre con el mismo resultado. La consecuencia fue el nacimiento en 1986 del café en cápsulas y de Nespresso, un concepto y a la vez una marca que han cambiado la historia de Nestlé, pero también la de tomar café.

Ese mismo año salió al mercado en tres países, Suiza, Italia y Japón; con cuatro variedades (Capriccio, Cosi, Decaffeinato y Bolero, el actual Volluto). Pero su explosión recién llegaría en la década del noventa, con la ampliación de sus sabores, mercados y, sobre todo, de su cifra de negocio.

¿Cuál fue la clave de este éxito? Primero la calidad. La empresa paga hasta un 35% más del precio medio de esta materia prima por hacerse con los mejores cultivos, a los que somete a 50 controles de calidad. Además, la firma maneja todo el proceso y sus cápsulas sólo se producen en tres plantas propias, todas en Suiza. La segunda clave es la relación con sus clientes. Ya sea a través de su club, sus boutiques o su tienda online, Nespresso no vende una bebida, sino un estilo de vida, algo en lo que le ha ayudado George Clooney, embajador de la marca desde 2006.

Actualmente Nespresso se vende ya en 62 países, tiene 400 boutiques (España es el país donde más) y suma 10.500 empleados en el mundo.

Y todo con una pequeña cápsula donde apenas hay 5,5 gramos de café.
 
Rodrigo San Miguel
@RodrigoSanMigue
Dbiz.today
     

Tags: Nestlé Nespresso George Clooney Café Historia