Suscribir Newsletter Facebook Twitter



17°C
Capital Federal
Martes, 24 de Octubre de 2017

Ikea contra la siesta

La cadena prohibió a sus clientes dormirse en su local en China

Ikea, en problemas por la siesta
Ikea, en problemas por la siesta

Hasta hace poco, los empleados del Ikea de Pekín debían lidiar con una situación bastante particular. Cientos de chinos se acercaban a sus instalaciones para chequear la comodidad de sus muebles, pero literalmente. Día a día debían echar a los que llegaban tan solo para utilizar las camas y sofás para dormir la siesta.

De todos modos, un poco de culpa tienen los ejecutivos de la cadena sueca, ya que con el fin de atender a su mercado en China, Ikea abrió salas adicionales de exposiciones de muebles en sus tiendas, en las que invitaban a los compradores a "echarse la siesta" en los inmuebles del hogar como camas y sofás. El problema fue que la idea funcionó demasiado bien en el concepto de atraer potenciales clientes, aunque no tanto a nivel compras lamentablemente.

No pasó mucho antes que los trabajadores de Ikea Pekín afirmaran que los "dormilones" se habían convertido en una auténtica molestia al ofrecer una imagen antiestética de la compañía sueca y alejar a potenciales compradores. Por ello la compañía ha decidido poner fin a esta situación.

Por ahora mucho no funcionó, ya que a pesar de la iniciativa, el establecimiento de Pekín experimenta dificultades para que los clientes y los "dormilones" cumplan con la nueva normativa. El batallón de siesteros sigue apareciendo cada día, buscando rincones más ocultos para corroborar que los muebles de Ikea sean tan confortables como los anuncian… Es un duro trabajo, pero alguien tiene que hacerlo, ¿no?

 
Rodrigo San Miguel
Bizers
     

Tags: Ikea China Siesta Clientes