Suscribir Newsletter Facebook Twitter



17°C
Capital Federal
Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

El salvataje de Vassalli sigue cosechando negociaciones

Vassalli
Vassalli

Jackie está en Chicago nomás, pero manda fruta, digo cosas, como la de Vassalli, que de vender cosechadoras a Venezuela pasó a quedar en manos de concesionarios. “No cumplió con el contrato para la exportación de 245 máquinas al país que posiblemente enfrentemos en cuartos de final”, me dijo la blonda embebida con lo que pasa en la Copa América del Centenario que inventó Burzaco, que hoy está allá, pero no precisamente en la platea. Jackie volvió a Vassalli y recordó que la compañía acumula deudas por más de 187 millones de pesos. Googleé un poquito y vi que lo de Jackie no era tan genuino como yo me lo imaginaba. Los de la UOM, que representan a los trabajadores de esa empresa de la santafesina Firmat, dijeron que el incumplimiento del último contrato generó un desbalance financiero en la firma, que había recurrido al Banco Nación para solventar la operación. En ese momento, la empresa debía 192 millones de pesos al banco, y como deudora estaba en la categoría 3, es decir, con atrasos que pueden ir de 90 a 180 días. El BNA aceptó negociar y se empezó a diseñar un plan de salvataje para la empresa. A marzo pasado, la deuda con el Nación estaba en más de 187 millones de pesos, pero había pasado a la categoría 4, de alto riesgo de insolvencia. En tanto, se hizo un convenio con la intermediación de los concesionarios para que la venta de seis máquinas se destine a pagar una deuda salarial de 10 millones de pesos, correspondiente al año pasado. Cuando la niña me decía todo esto le respondía “sí querida” (como hacemos todos los que usamos corbata), pero leía en la pantalla lo mismo que venía de otro lado. Inocente, Jackie me dijo que le preguntara a Gastón Riveira si estaba por abrir una sucursal de La Cabrera en Chicago. “¿Cuál es tu indicio?”, le pregunté de manera más inocente. Se la dejé picando, pues me respondió con un sugerente “ya van varios que, en medio del calorcito de la Windy City, me dicen que está buena la carne argentina”.

Claudio Destéfano

 

     

Tags: Datillos Vassalli cosechadoras negociaciones Jackie Claudio Destéfano