Suscribir Newsletter Facebook Twitter



21°C
Capital Federal
Jueves, 23 de Marzo de 2017

Bridgestone, de discípulo a maestro (o dueño)

Los primeros neumáticos de Bridgestone, 1930
Los primeros neumáticos de Bridgestone, 1930

Así como a veces el nombre de una empresa denota instantáneamente su origen, en otros casos suele ser tan engañoso como intrincado encontrar el por qué de tal o cual bautismo. Tal es el caso de Bridgestone, el famoso fabricante de neumáticos. Su nombre es fácil de deducir, simplemente se separan las palabras para formar “Bridge” y “Stone”, o sea “Puente de Piedra”.

Lo que no se puede deducir fácilmente es que su origen es oriental y no occidental. Sus fundadores fueron la familia Ishibashi. Shojiro Ishibashi siempre demostró ser un gran emprendedor. En 1925 fue de los primeros en introducir sistemas de producción industrial en la fabricación de Tabi, un zapato tradicional de la ciudad de Kurume City, en el sur de la isla de Kyushu. Alentado por la rápida industrialización de Japón, comenzó a investigar el mercado de los neumáticos, hasta llegar a fabricar el primero en 1930. En 1931 hizo realidad su sueño de convertirse en el primer fabricante de neumáticos japonés, creando Bridgestone Tire Co. Ltd.

Consciente de la preferencia de los japoneses en consumir productos americanos e ingleses, Ishibashi, utilizó como nombre de su compañía su apellido, que literalmente significa "stone-bridge" en japonés, pero revertido. Él prefirió llamarla Bridgestone ya que era similar a Firestone, una empresa que realmente admiraba. 

Con las vueltas de la vida, y de la economía sobretodo, Bridgestone sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial y con el auge automotriz japonés de la década de 1960 creció de tal manera que para 1967 ya estaba instalada en los Estados Unidos.

Pasarían apenas 20 años más para que en 1988 Bridgestone comprara la empresa que tanto admiraba su creador, Firestone. Esto marcó la transformación de dicha empresa en una verdadera corporación global. Las operaciones de Bridgestone y Firestone en América fueron consolidadas en 1990 bajo la organización unificada llamada Bridgestone Firestone, Inc

La década del 90 marcaría el ingreso de la empresa en la Fórmula 1, aunque ya había probado estar en la máxima categoría en los GP de Japón de 1976 y 1977. Pero sería en 1997 cuando definitivamente entraría siendo proveedor de varios equipos “chicos” como Arrows, Prost y Stewart. Poco faltó para que enseguida, en 1998, derrocara a Goodyear como marca ganadora, al proveer de neumáticos a Mikka Hakkinen, ganador de esa temporada.

Pero el paso de la marca por la F-1 tuvo un sabor agridulce, si bien con el siglo XXI compartió tan solo con Michelin la presencia en los distintos equipos (teniendo bajo su ala a Ferrari ni más ni menos) y luego quedando como único proveedor entre el 2007 y el 2010. Decidió bajarse en 2011, año que fue reemplazada por Pirelli. ¿Las razones? “La compañía quiere redirigir sus gastos hacia el desarrollo de tecnologías más innovadoras y líneas de producto estratégicas que satisfagan los objetivos y fortalezcan nuestra imagen de líder tecnológico", dijo un comunicado aunque seguramente la salida de la Fórmula 1 de varias compañías japonesas y la crisis económica mundial han sido los verdaderos motivos.

Desde 1992 la sede de Bridgestone/Firestone se trasladó a Nashville, EEUU. Hoy en día, Bridgestone Americas consiste en una red internacional de empresas con 52 instalaciones y más de 50.000 empleados.

 
 
Rodrigo San Miguel
@RodrigoSanMigue
Dbiz.today
 
     

Tags: Bridgestone Bridgestone Latin America Historia de Marca Copa Bridgestone LIbertadores Firestone Pirelli Michelin