Suscribir Newsletter Facebook Twitter



20°C
Capital Federal
Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Bosch inaugura un nuevo centro de investigación en Alemania

Centro de tecnología e innovación

Un entorno de trabajo completamente nuevo para las mentes creativas: con su centro de investigación e ingeniería avanzada, ubicado en las afueras de Stuttgart, Renningen, Bosch busca alentar la colaboración interdisciplinaria y así aumentar su fortaleza innovadora. En este centro, alrededor de 1.700 intelectuales realizarán tareas de investigación industrial aplicada.

Durante una ceremonia a la que asistieron la Canciller Dra. Angela Merkel, el Gobernador de Baden-Württemberg Winfried Kretschmann, entre tantos otros invitados del ámbito político, empresarial y académico, quedó oficialmente inaugurado el campus de investigación. “Al igual que una Universidad, nuestro campus agrupa varias facultades. Aquí esperamos que nuestros investigadores hagan mucho más que sólo pensar en qué les deparará el futuro. Queremos además que sean emprendedores exitosos. Renningen es el propio Stanford de Bosch,” dijo el Dr. Volkmar Denner, presidente del directorio de Bosch.

La compañía invirtió cerca de 310 millones de euros en este nuevo centro. El campus de investigación, cuyo lema es “Conectado para generar millones de ideas,” es el eje central de la red global de desarrollo e investigación de Bosch. El proveedor de tecnología y servicios también aspira a fortalecer allí el espíritu de emprendimiento.

Amplio espectro tecnológico en investigación e ingeniería avanzada

El campus agrupa diversas disciplinas de la ciencia y la tecnología. Ya sea en el área de la ingeniería eléctrica, la ingeniería mecánica, la informática, la analítica, la química, la física, la biología o la tecnología de microsistemas, en Renningen ya están trabajando un total de 1.200 empleados para afrontar los desafíos técnicos del futuro.

En esta especial atmósfera, las mentes pioneras de Bosch trabajarán no sólo sobre nuevos productos sino también sobre innovadores métodos de fabricación. Se centrarán en áreas como ingeniería de software, tecnología de sensores, automatización, sistemas de asistencia al conductor y tecnología de baterías, como así también en sistemas mejorados de propulsión para autos. Un sector cada vez más significativo es la experiencia en software, en particular, la conectividad de la Internet de las Cosas (IoT). “No existe ninguna razón para temerle a la competencia de las compañías informáticas”, aseguró Denner.

Bosch se encuentra bien preparada para afrontar la tendencia hacia la conectividad. Por ejemplo, la compañía no sólo es líder mundial en el mercado de sensores micromecánicos sino que en los últimos años  también amplió su competencia en materia de software. El Grupo Bosch emplea actualmente más de 15.000 ingenieros en software, de los cuales, tres mil están dedicados exclusivamente a trabajar sobre la Internet de las Cosas. Bosch considera que existe un gran potencial de negocios en los servicios que surgirán como resultado de la conectividad. “Tenemos que ser aún más rápidos y menos reacios a asumir riesgos que en el pasado. Nuestros ingenieros deben pensar como hombres de negocios,” dijo Denner.

Fomentar start-ups como estrategia de negocios

Las grandes compañías deben crear el ambiente propicio para que florezca el espíritu de emprendimiento. En este sentido, Bosch ya tiene un modelo en vigencia. La multinacional creó su propia plataforma start-up para nuevas áreas de negocios, Bosch Start-up GmbH, que ayuda a que los investigadores se transformen en empresarios exitosos. Por ejemplo,  la compañía se ocupa especialmente de sus instalaciones, las finanzas y otras tareas administrativas. De este modo, las nuevas áreas de negocios pueden concentrarse desde el principio en su producto y en introducirlo en el mercado.

Los empleados diseñan su lugar de trabajo

Bosch prestó particular atención a las condiciones laborales en Renningen, y la opinión de los empleados tuvo un lugar principal para esto. Ya sea en el interior o en el exterior, los investigadores se encontrarán con un moderno entorno laboral. Además del edificio principal, hay once edificios para laboratorios y talleres, y dos edificios destinados al propio mantenimiento del lugar. Existe también un moderno centro de prueba para testear los sistemas de asistencia al conductor.

En todos los edificios  y los lugares abiertos hay conexión wifi: se puede trabajar en cada rincón del campus. La distribución de las oficinas se diseñó en base a un análisis exhaustivo del proceso de innovación. “Los empleados quieren más libertad al momento de usar creatividad en la investigación y el desarrollo, y menos tareas administrativas,” comenta Alfred Löckle, presidente de los Comités de Trabajo. “Los días en los que el diseño de los espacios se decidía desde arriba quedaron atrás. Nuestros empleados pasan mucho tiempo aquí, es lógico que también puedan dar su opinión sobre el diseño.”

El resultado de la consulta conjunta con todos los involucrados fue un concepto de diseño de oficina completamente nuevo. Además de los lugares de trabajo individuales, las 270 salas de reuniones de distintos tamaños son una característica sobresaliente del campus, promoviendo espacios de  trabajo en equipo. En promedio, cada empleado se encuentra a sólo diez metros de la sala de reunión más próxima, y por lo tanto también de su próxima innovación.

 

     

Tags: Angela Merkel Winfried Kretschmann Bosch apertura inauguración investigación centro tecnología industria