Suscribir Newsletter Facebook Twitter



18°C
Capital Federal
Martes, 21 de Noviembre de 2017

Las PyMES y el fin del Cepo

Busca acelerar las inversiones productivas frenadas por las empresas.
Busca acelerar las inversiones productivas frenadas por las empresas.

El levantamiento del cepo cambiario es una buena noticia para las PyMES, porque busca quitarle incertidumbre a la economía y eso podría permitir recuperar la confianza de los consumidores, acelerar las inversiones productivas frenadas por las empresas, y reducir la burocracia en muchas operatorias cotidianas (como la normalización de los pagos al exterior de las empresas o la agilización de las importaciones de insumos).

Era difícil funcionar con tantos tipos de cambios y con tantos agentes especulando con la divisa. Además, para muchas economías regionales e industrias del país, el peso había quedado demasiado sobrevaluado, dificultando la exportación y generando amenazas de invasión de importaciones que estaban siendo contenidas con una política de comercio exterior muy estricta.

Sin embargo, como toda medida que apunta a corregir distorsiones, tiene altísimos riesgos, y de cómo se los enfrente, dependerá su éxito o fracaso. A saber:
Para evitar la huida al dólar al levantar el cepo, el Banco Central (BCRA) liberó las tasas de interés, convalidando subas muy fuertes. Eso podría encarecer el crédito a empresas y consumidores. Para evitarlo, el Banco Central debería regular las tasas de financiamiento, porque de lo contrario se frenará el consumo y se incrementarán los costos financieros de las PYMES, aumentando los riesgos de ir hacia una recesión generalizada.
El mercado posiblemente encuentre un primer equilibrio con un dólar alrededor de los 14 pesos, lo que significa una devaluación importante frente al dólar oficial, que aumentará los costos de muchos insumos importados. Habrá que evitar seriamente que el traslado a precios se vaya por encima de lo que corresponde, porque de suceder, el efecto de la medida quedará anulado y afectaría el salario en pesos de los trabajadores.
Para evitarlo: el Gobierno debe controlar las marcaciones en los formadores de precios, que son grandes grupos monopólicos u oligopólicos, y también en las grandes cadenas de comercialización minorista (hipermercados). En las últimas semanas, esos agentes realizaron subas abusivas anticipadas, demostrando su bajo compromiso con el bienestar del país.
@PeterPrensa
     

Tags: pymes fin del Cepo confianza de los consumidores cepo