Suscribir Newsletter Facebook Twitter



23°C
Capital Federal
Jueves, 14 de Diciembre de 2017

HINO: la calidad, hecha camión para uso urbano

Camiones Hino

La ingeniería aplicada al desarrollo técnico de los camiones HINO le dan la robustez necesaria para tener una larga vida útil, con un costo operacional bajo y un rendimiento excelente.

La robustez, el rendimiento, la seguridad y la confiabilidad de HINO, los camiones del grupo Toyota que ahora se comercializan en Argentina, hacen a su calidad y traen al mercado vehículos para uso urbano con una excelente relación precio/calidad y servicios posventa.

Las características que hacen a la comodidad de sus ocupantes, así como a la excelente performance del camión y a la seguridad están tenidas en cuenta en cada detalle de los camiones que revolucionan las rutas argentinas.

“HINO llega a la Argentina con el objetivo de convertirse en líder del segmento Livianos, buscando diferenciarse de sus competidores demostrando que es una alternativa: un producto muy robusto, con ingeniería japonesa muy desarrollada en cuanto a calidad y a servicio de posventa”, dice Victor Moure, Gerente Comercial de HINO Argentina.

Camiones HINO, la calidad en cada detalle:

Los camiones HINO SERIE 300 cuentan con una cabina aerodinámica y un grupo motopropulsor que permite un excelente consumo de combustible en la operación diaria: diseñado para garantizar excelentes características de conducción, elevada fiabilidad y un excelente ahorro de combustible, los motores HINO permiten una combustión más eficiente ya que logra reducir la presencia de material particulado en el escape. El sistema de EGR en los motores HINO, permite la reducción de la emisión de contaminantes según las especificaciones de la Norma Euro 5.

La caja de cambios de los camiones HINO, que ofrece un amplio intervalo de multiplicación y pasos de marcha claros y bien definidos, brindan una potencia de arranque muy elevada y la posibilidad de desarrollar altas velocidades instantáneas, que asociado a la curva de potencia del motor brindan un gran rendimiento, favoreciendo el bajo nivel de consumo de combustible.

La estructura de la carrocería, para mejorar la seguridad de sus ocupantes puede dividirse en elementos de desarrollo:

Estructura: el refuerzo de la cabina ha sido diseñado para proteger la vida de los ocupantes en caso de un impacto frontal o lateral. Aun así, estos refuerzos aseguran que la cabina tenga la durabilidad e integridad necesario para un uso intensivo urbano.

Materiales: la cabina es construida con una variedad de materiales, con un amplio rango de acero de alta dureza hasta panel frontal de fibra de vidrio, logrando una combinación ideal de fortaleza, durabilidad y peso.

La cabina de los camiones HINO es una Cabina EGIS (Emergency Guard Impact Safety) lo que ha logrado que alcance la validación de la norma ECE No 29 del Test de impacto frontal. En la cabina, que cuenta con una gran superficie vidriada, el pilar de cabina fue desarrollado de forma que resultara robusto pero mínimo, para dar lugar a pocos puntos ciegos y para permitir el mayor ingreso de luz exterior a la cabina.

Los faros de los camiones HINO, con lámparas halógenas altas y bajas que, a diferencia de las lámparas incandescentes comunes, brindan una luminosidad mayor y más efectiva, forman parte del equipamiento estándar.

Los espejos retrovisores de los camiones HINO están ubicados de manera tal y tienen unas dimensiones que generan un ángulo de visión inigualable. Además, las fijaciones de dos brazos a la estructura de la carrocería, le brindan una gran resistencia y rigidez minimizando el bloqueo visual para el conductor.

El paragolpe delantero cuenta con una tecnología que, ante un impacto frontal, evita el incrustamiento del objeto en la cabina. El paragolpe trasero, de una pieza de acero, tiene una gran capacidad mecánica para resistir una deformación en caso de impacto. Además, en relación a su durabilidad, al contacto en marchas traseras tiene mayor resistencia al daño superficial, en comparación con piezas de plástico.

Los frenos con “Antilock Brake System o Sistema de Freno antibloqueo”, ayudan para lograr el control del vehículo en situaciones de pavimento resbaladizo o con poca adherencia. Adicionalmente, el EBD “Electronic Brake force Distribution o Distribución electrónica de la fuerza de frenado”, también interviene en orden de para optimizar la aplicación de la fuerza entre el eje delantero y el eje trasero tomando como referencia el peso aplicado en cada caso. En conjunto, estas tecnologías aseguran el máximo poder de frenado en condiciones severas, permitiendo un manejo seguro.

Los cinturones de seguridad son de serie, en 3 puntos en la posición de conductor y acompañante, mientras que en la plaza central es un cinturón de 2 puntos. La cinta que se utiliza en el cinturón es de un material no abrasivo para que resulte más cómodo.

Adicionalmente, el cinturón del conductor está equipado con un pretensionador que, al momento de una colisión, efectúa un accionamiento inmediato del retráctil de la cinta, asegurando que el torso del conductor quede lo más próximo posible contra la butaca. Sumado al airbag del volante, que se acciona ante la presencia de una colisión frontal, forma un importante conjunto de herramientas de la seguridad activa.

“Los camiones de HINO son para toda la vida y por eso la relación que se plantea con el cliente es a largo plazo y está basada en el servicio y en el valor agregado luego de la venta. El fuerte de HINO es su calidad, y si bien no se trata de un producto barato, la compañía ya está trabajando en facilidades de pago y una financiación competitiva para que el cliente pueda acceder a su camión HINO”, explica el Gerente Comercial, dejando caro que la calidad, en todo sentido, es el Norte al que apuntan estos camiones.

 

     

Tags: Camiones Hino calidad uso urbano ingeniería Victor Moure robustez