Suscribir Newsletter Facebook Twitter



18°C
Capital Federal
Viernes, 18 de Agosto de 2017

Las trabas de la siembra de trigo

El productor tiene problemas para financiarse a tasas razonables.
El productor tiene problemas para financiarse a tasas razonables.

La siembra de trigo en la Argentinade la campaña 2015-2016 está trabada por el aumento de costos y la presión tributaria, y para implantar el cereal habría que invertir 1.500 millones de dólares, según un estudio divulgado por la Bolsa de Comercio de Rosario.

Así lo consignaron los especialistas de la entidad Julio Calzada y Sofía Corina, quienes señalaron que entre las principales dificultades se encuentran "el fuerte aumento en los costos de implantación y protección de este cultivo, junto con una elevada presión tributaria compuesta por impuestos, tasas y contribuciones que debe afrontar el hombre de campo". Además de "los problemas para encontrar compradores para el trigo de la campaña 2014-2015, los bajos precios internacionales del cereal y un mercado mundial que no muestra atisbo de recuperación".

A estos puntos, Calzada y Corina sumaron "los problemas del productor agropecuario para financiarse a tasas razonables" además de la "complicada y demorada devolución de los derechos de exportación, con su consiguiente costo financiero por la inflación".
 
Los técnicos del Departamento GEA "Guía Estratégica para el Agro" de la Bolsa de Comercio de Rosario han realizado estimaciones del costo de implantación para ambos cultivos en la zona núcleo. Se trata de un cálculo que prescinde de la decisión o no de arrendar campo, en un esquema de producción con un nivel de tecnología media-alta donde se han computado las erogaciones previstas en insumos (semillas, fertilizantes, herbicidas, etc.) y los costos por los trabajos de siembra y pulverización.
 
La dosis y el tipo de fitosanitario utilizado pueden variar según la situación particular de cada lote, pero no se computa en el estudio los costos impositivos que tendría que sufragar este productor ni los gastos de estructura.
 
El costo de implantación para el trigo rondaría en los 275 dólares por hectárea mientras que la cebada, otro cultivo de invierno que sirve para la rotación y evitar "soja sobre soja" costaría 288 dólares la hectárea.
 
Luego en el cuadro Calzada y Corina evaluaron la inversión en dólares que deberían efectuar la totalidad de los productores agropecuarios bajo diferentes escenarios de superficie implantada a nivel nacional.
El año pasado se sembraron, según la Dirección Nacional de Información y Mercados del Ministerio de Agricultura de la Nación, cerca de 5.260.000 hectáreas con trigo y 1 millón de hectáreas con cebada.
 
De repetirse este escenario en la nueva campaña 2015/2016, la inversión total por implantación de ambos cultivos ascendería 1.737 millones de dólares estadounidenses: el trigo demandaría 1.449 millones de dólares y la cebada aproximadamente 288 millones.
 
@PeterPrensa
     

Tags: siembra de trigo trabas Agro rural campo Bolsa de Comercio de Rosario Julio Calzada Sofía Corina