Suscribir Newsletter Facebook Twitter



21°C
Capital Federal
Domingo, 23 de Abril de 2017

El turismo crecerá 7,7% en el verano 2016 en Argentina

Cataratas del Iguazú
Cataratas del Iguazú

El documento elaborado por el Centro de Investigaciones Económicas (Cinve), establece que en Argentina persiste la incertidumbre asociada a la coexistencia de diversos desequilibrios macroeconómicos.

El documento destaca que el nuevo gobierno se muestra “firme” respecto a la inmediata finalización del cepo y la unificación del mercado de cambios. Para el organismo, el tipo de cambio se situará levemente por debajo del valor al que se transa en el mercado informal -entre 14 y 15 pesos argentino-.

Por otro lado, se entiende que el beneficio derivado de una flexibilización de distintas restricciones impuestas por el gobierno K a la salida de turistas podría derivar en efectos positivos, que podrían compensar de forma parcial la suba del tipo de cambio. Además, se destaca que los beneficios para los turistas argentinos que ha implementado el gobierno uruguayo seguirán vigentes.

De todas formas, Cinve advierte que aún persisten “focos de riesgo”, como “una depreciación sensiblemente por encima de la esperada” o una “merma significativa” sobre el ritmo de crecimiento de la economía que podrían afectar a la baja las proyecciones.

En el caso de Brasil, el panorama es muy distinto porque las señales negativas se intensifican cada semana. La evolución de los precios relativos respecto a Uruguay y el deterioro de la economía norteña ya han jugado en contra de la llegada de brasileños este año, destaca el informe.

En la actualidad el tipo de cambio real indica que Uruguay está más de un 30% más caro que Brasil, respecto a enero de 2010. “El rally del real frente al dólar en la segunda mitad de 2015, influenciado por los avatares de la convulsionada política norteña no fue acompañada totalmente por los incrementos del tipo de cambio en Uruguay, profundizando así la brecha cambiaria con el país norteño”, dice Cinve.

Para Cinve, Uruguay “seguirá encareciéndose” en términos relativos respecto a Brasil, aunque los beneficios otorgados a los visitantes extranjeros podrían compensar de forma parcial ese deterioro. Todo se da en contexto de profundos desequilibrios macroeconómicos y de crisis política en Brasil, lo que implica “un riesgo latente de un declive aún mayor, con sus consiguientes efectos sobre la afluencia de turistas”, sostiene el estudio.

Tomando en cuenta ese contexto y la evolución observada en la llegada de turistas hasta octubre de este año, Cinve proyecta que en la próxima temporada (diciembre – marzo) habrá un crecimiento de 7,7% en el arribo de turistas argentinos. En el caso de los visitantes de origen brasileño la caída esperada es de 10,6%, respecto a la temporada pasada.

El aumento proyectado en la llegada de argentinos permitiría paliar los contracciones que se registren en otras procedencias. Tradicionalmente la mayoría de los extranjeros que vienen a Uruguay para vacacionar lo hacen desde la vecina orilla. De hecho, la mejora en los resultados del turismo durante los primeros 10 meses de 2015 respecto a 2013 y 2014 se explica fundamentalmente por la mayor afluencia de argentinos.

     

Tags: turismo Argentina Centro de Investigaciones Económicas Cinve economía
Aruba