Suscribir Newsletter Facebook Twitter



17°C
Capital Federal
Lunes, 22 de Mayo de 2017

Fashion Week Metálico en París

By Cande Paseyro

Fotos: http://www.vogue.es - Ultima: Cande Paseyro

París, la ciudad del amor para algunos y de las luces para otros, fue el centro de la moda por unos días. No sólo en las pasarelas se vieron las próximas tendencias, las calles se inundaron de color, estilos y texturas. Bloggeras, modelos, fashionistas  y periodistas adelantaron con sus outfits lo que veríamos dentro de cada pasada.

Las redes sociales se inundaron de contenido, los invitados subieron videos, fotos y hasta reproducciones en vivo de sus diseñadores favoritos.

Maria Grazia Chiuri, la nueva diseñadora de Dior, hizo su primera colección de alta costura para la firma. Inspirada en un cuento fantástico de lobos, caperucitas y bosques encantados, la italiana convirtió al Museo Rodin en un verdadero bosque. El laberinto decorado con musgo y plantas naturales, espejos y hasta un árbol en el centro, combinaron perfecto con los diseños de la firma: capas, tapados largos, bermudas, vestidos retro, faldas midi y chalecos. En cuanto a las telas, tul bordado, encajes, el terciopelo que promete ser el género de la temporada en todos los colores, piel sintética. Los colores, desde el tono pastel al negro. El desfile fue único, y la huella que dejó la nueva diseñadora también. Chiuri es la primer mujer en ese puesto y su mensaje fue muy claro: “We should all be feminists”, todos deberíamos ser feministas. La polémica frase fue impresa en la primera prenda de algodón diseñada por la marca en la historia. Coincide el mensaje con la revolución mundial femenina que busca el respeto sobre su género y derechos.

Luego del desfile, todos los invitados participaron de la exclusiva fiesta temática respetando el dress code: un antifaz. Los after show de las marcas son cada vez más populares y excéntricos. Esa noche, París apagó sus luces casi al amanecer.

Chanel, la maison de Cocó, sigue haciendo historia en los Fashion Week. Con Karl Lagerfeld al mando, ningún show es bajo pefil. Las ambientaciones de anteriores desfiles lograron simular un aeropuerto, un supermercado y hasta un casino. Pero para la presentación Haute couture, el Gran Palais sólo fue cubierto con espejos, en el techo, las paredes y el piso.

La colección provocó suspiros a más de uno. Las modelos del momento vistieron los trajes elegantes estilo Cocó. El detalle de esta colección fue el tono metalizado. Por todos lados. Sombreros, zapatos, cinturones y apliques se reflejaron en los espejos que hicieron de pasarela. En la gama de colores, los infaltables blanco y negro para la noche; rosa, verde, celeste y lila tono pastel para el día se vieron en los trajes tweed de Chanel. El escote en V pronunciado fue el patrón en todos los vestidos de gala. Las plumas fueron protagonistas en los puños, hombros y ruedos.

La obra maestra fue el vestido rosa pastel reservado para el cierre de la pasada con Lily Rose Depp, de la mano del mismísimo Karl, quien se mostró a tono con su colección al haber cambiado su clásico (casi uniforme) saco negro por uno gris metálico y guantes del mismo tono. La palabra que resumió la colección fue: Impecable.

     

Tags: Moda Fashion Week Metálico en París Alta Costura primavera/Verano Cande Paseyro