Suscribir Newsletter Facebook Twitter



16°C
Capital Federal
Miércoles, 23 de Agosto de 2017

Cinco mentiras sobre la comida rápida

Que no es exactamente saludable, es cierto.
Que no es exactamente saludable, es cierto.

El consumo a largo plazo da lugar a una adicción. Durante mucho tiempo se ha hablado de que la comida rápida puede causar adicción debido a ciertos aditivos y compuestos que las cadenas introducen a propósito en sus productos. Esta premisa es en parte falsa y en parte verdadera: aunque no existen tales químicos secretos, la grasa es adictiva de por sí. Es por eso que cuando consumimos basura, queremos más y más.

Es la comida que más engorda. No es exactamente saludable, es cierto. Pero también lo es que el consumo en exceso de cualquier alimento puede ser causa de aumento de peso. Además, sin actividad física, se pueden obtener grasas de casi cualquier alimento. 

 
Todos los locales son higiénicos. Sus superficies pueden estar limpias y brillantes pero eso no significa que todos estos restaurantes sean higiénicos. ¿Viste a todos los empleados con una redecilla en la cabeza? Un poco de cera en el piso no va a evitar que encuentres un pelo en tu combo.
 
La carne está llena de productos químicos peligrosos. En el último tiempocircularon en la web las denuncias del chef Jamie Oliver contra las cadenas de comida rápida por añadir toxinas en la carne que utilizan. No hay que descartar la posibilidad pero también hay que tener en cuenta que estas empresas deben contar con el amparo de una secretaría de salud para poder elaborar y vender alimentos a sus clientes.
 
@PeterPrensa
 
     

Tags: Cinco mentiras sobre la comida rápida Gourmet fast food mitos