Suscribir Newsletter Facebook Twitter



28°C
Capital Federal
Sábado, 25 de Marzo de 2017

Michael Scott Peck y el camino menos transitado

By Luciana Palermo

Michael Scott Peck
Michael Scott Peck

En el transcurso del agitado día, uno siempre busca un momento para relajarse; para hacer una pausa. Por eso, te invitamos a que disfrutes de esta columna de Luciana Palermo.  ¿Cine? ¿Poesía? ¿La vida cotidiana?, de todo un poco…

Michael Scott Peck y el camino menos transitado

Siempre fui una ávida lectora de libros de psicología y, en cuanto leí "La nueva psicología del amor" de Michael Scott Peck, supe que había dado con el psicoanalista (y escritor) correcto, y quien, al día de hoy, sigue siendo mi preferido.

Su libro, que rápidamente se convirtió en best seller, explica de manera simple los cuatro aspectos que conforman la disciplina y afirma que ésta puede adquirirse siempre que se cultiven características como dedicación a la realidad, postergación de la gratificación, equilibrio y responsabilidad por nuestras acciones. De acuerdo al autor, la disciplina nos dará las herramientas necesarias para resolver todos los problemas que la vida nos presente. En la segunda parte, el libro, hace hincapié en el fenómeno de la Gracia y en otros aspectos religiosos.

Peck afirma que el camino espiritual es el menos transitado (de hecho, así se titula su obra en inglés: The Road less traveled) y fue justamente por su religiosidad que muchas editoriales se negaron a publicarlo. Cuando finalmente una lo acepta, la respuesta del público fue inmediata y a ese libro le siguieron otros catorce.

Michael Scott Peck había trabajado dentro del Gobierno de Estados Unidos durante la Guerra de Vietnam. Decía que era casi imposible dar con un funcionario que se haga cargo de sus actos. Como abierto opositor a la guerra que era, narró que el poder se encontraba fraccionado de manera tal que ningún individuo se sentía responsable de haber dado la orden de matar gente.

Luego, desde la práctica privada, en su consultorio particular, se convenció de la existencia de individuos malos, a los que el tratamiento terapéutico no les hacía el menor efecto. Como se consideraba un pensador científico, aceptó presenciar exorcismos para probar que el diablo no existía y terminó convencido de lo contrario, al punto de abandonar su Protestantismo y bautizarse como Católico a la edad de 43 años. Durante esta etapa escribe "El mal y la mentira" (cuyo título original es People of the lie: Gente de la mentira).

Peck fallece en Septiembre de 2005, a la edad de 69 años, víctima de mal de Parkinson y de cáncer de páncreas.

El, que se consideraba a sí mismo un discípulo de Erich Fromm, en mi opinión, logró superarlo. No sólo porque brindó claridad sobre muchísimos temas, sino porque el estilo de vida que él propone, aunque difícil de seguir, realmente vale la pena.

     

Tags: Michael Scott Peck Luciana Palermo Relatos cotidianos psicología