Suscribir Newsletter Facebook Twitter



15°C
Capital Federal
Viernes, 20 de Octubre de 2017

Juana de Arco, Patrona de Francia

By Luciana Palermo

Juana de Arco
Juana de Arco

En la película Juana de Arco se narra la historia de quien es hoy la Patrona de Francia y que antes fue mandada a la hoguera por orden de...Francia.

Juana
era una niña, hija de campesinos que afirmaba con convicción, escuchar las voces de Santa Margarita y Santa Catalina y que estas le ordenaban que libere a Francia de la opresión inglesa que venía padeciendo hasta ese momento.

Con esa resolución en su mente (y en su corazón) hizo lo imposible para acercarse al heredero al trono francés para pedirle que la ponga al mando de algún ejército. Cosa que era imposible en esa época porque Juana era una mujer, pero el Delfín se maravilla de la seguridad con la que Juana le hablaba y decide concederle el deseo, siempre y cuando ella respete el protocolo y se vista siempre de hombre. Francia venia perdiendo en todos los frentes, así que al Delfín tampoco le importó tomar medidas desesperadas en ese momento.

Una vez en el campo de batalla, solo los más allegados sabían que se trataba de una mujer, la que los lideraba. Es que, de haberlo sabido, el resto sencillamente no la hubiese obedecido.

Es así, como el batallón de Juana empieza a avanzar sin detenerse. Parecía como si realmente la Voluntad de Dios estuviese con ella y sus hombres.

Inglaterra empieza a retroceder, al tiempo que el Delfin recupera su trono.

Luego, el la traiciona, vendiéndola a las autoridades eclesiásticas, quienes, movidos por la envidia claramente, la someten a un Juicio hipócrita, para terminar condenándola a la pena de muerte en la hoguera.

Juana es quemada viva un 31 de Mayo. Nunca se retractó. Pudo haberlo hecho pero nunca jamás negó escuchar las voces que ella (y solo ella) escuchaba.

Fue, en mucho más de un sentido, la mujer más valiente que existió y muchos siglos después la Iglesia reconoció su error y la nombró Santa y no conforme con eso, también Patrona de Francia.

Envidiosos, asesinaron a la mujer más valiosa y después se creen que unas simples disculpas sirven para algo.


Luciana Palermo

     

Tags: Juana de Arco Patrona de Francia Luciana Palermo Película Relato