Suscribir Newsletter Facebook Twitter



28°C
Capital Federal
Sábado, 25 de Marzo de 2017

Heat y por qué sigue siendo una de mis películas preferidas

By Luciana Palermo

Heat
Heat

Heat. Aunque acá se llamó como una canción de Ricky Martin "Fuego contra fuego", para ser más específica.

La película supuso el primer encuentro entre dos grandes del séptimo arte, como son Al Pacino y Robert De Niro. Recordemos que en la trilogía de El Padrino, ellos no llegan a compartir pantalla (De Niro interpreta a un jóven Don Vito, cuando este se establece en Nueva York y Al Pacino hace de su hijo y comparte escenas con un Don Vito mas grande, interpretado- magistralmente- por Marlon Brando).

A diferencia de lo que puede pensarse, en Heat, no se plantea la lucha entre el bien y el mal, o entre el teniente a cargo de la investigación (Pacino) y el ladrón de bancos (De Niro), sino que plantea dos maneras distintas de entender la supervivencia.

En realidad, a lo largo de la cinta, el espectador va comprendiendo la lucha de cada uno. Y entiende que Neil Mc Cauley (De Niro) será muy amigo de lo ajeno, pero es un tipo de palabra y lidera una banda que jamás asesinó a nadie; lo de ellos era robar sin lamentar víctimas. Así se manejaban hasta que tuvieron un nuevo integrante, que no compartía los métodos del grupo y es por lo que él hace (asesinar a uno de los guardias del camión de caudales) que empiezan a ser investigados por Vincent Hanna (Pacino). Justo cuando estaban planeando retirarse (millonarios) de la vida criminal. Mc Cauley ya lo había dejado claro: el no volvería a la cárcel. Y "si llueve te mojás".

Cuando finalmente se encuentran Mc Cauley y Hanna, el diálogo es absolutamente imperdible y, la escena del tiroteo a la salida de un atraco, está considerada como una de las mejores secuencias de acción en la Historia del Cine.

Ninguna toma está de más, tanto sus momentos de silencio, como los de acción son precisos y funcionan sincronizadamente.

Pasa el tiempo y Heat sigue siendo una de las mejores películas que ví en la vida.

     

Tags: Heat Luciana Palermo relatos cotidianos película preferida