Suscribir Newsletter Facebook Twitter



21°C
Capital Federal
Viernes, 28 de Julio de 2017

Grandes esperanzas

By Luciana Palermo

Grandes esperanzas
Grandes esperanzas

En el transcurso del agitado día, uno siempre busca un momento para relajarse; para hacer una pausa. Por eso, te invitamos a que disfrutes de esta columna de Luciana Palermo.  ¿Cine? ¿Poesía? ¿La vida cotidiana?, de todo un poco…

Grandes esperanzas

Todos tenemos una frase de película. Esa que por alguna razón, nos queda. La mía la encontré en la película Grandes Esperanzas. Un film que aunque es bueno, no se encuentra entre mis preferidos. Sin embargo, fue en el, en donde escuché al personaje de Gwyneth Paltrow afirmar elocuentemente:

- Somos quienes somos. Las personas no cambian.  

Algunos años después de haberla escuchado, pude comprender la realidad que esta frase contenía.

No soy de dar segundas oportunidades a nadie que en verdad me haya fallado. Pero me relaciono con las personas partiendo de la premisa (muy probablemente errónea) de que todo el mundo es bueno hasta que demuestra lo contrario. Una amiga siempre me critica por esto:

- La cosa es al revés, Luciana. No seas tan inocente.

El tema es que en este caso particular, pude comprobar no sólo que las personas no cambiaban, sino que, en ocasiones hasta involucionan.

En resumidas cuentas: lo que no fue, por algo no fue. Lo que tiene que ser, indefectiblemente será. Tal y como puede leerse en la Catedral de Notre Dame de París: las cosas son así, no pueden ser de otra manera. Y recuerda siempre que no es personal, son sólo negocios.

     

Tags: Grandes esperanzas Relatos Luciana Palermo película frases